@ellibelaresc

Si las mujeres, que mayoritariamente son las van a las iglesias, se pusieran de acuerdo y durante una temporada dejaran de asistir a los cultos en protesta por la misoginia de los obispos y sus secuaces el chiringuito se les iba a desmontar a estos impresentables ´representantes´ de dios en la tierra. La misoginia que siente la iglesia católica hacia las mujeres fluye en todas las direcciones y la homosexualidad, como orientación femenina del varón, va en esa línea. La misoginia es la práctica de la ideología patriarcal de la iglesia católica, esa que niega que la mujer sea merecedora de plenos derechos y la considera un complemento del hombre, inferior a él.

La religión judeo-cristiana ha utilizado el relato bíblico (Eva nace de una costilla de Adán) en su sentido más literal para indicar que la inferioridad de las mujeres tiene una procedencia divina a través del varón. Ese pasaje de la costilla tiene un simbolismo patriarcal de gran magnitud que se ha trasmitido a través de la historia. Y de esos barros estos lodos. En todos los textos religiosos se establecen las funciones que hombres y mujeres deben cumplir en la familia y en la sociedad. Siempre la mujer está sometida al hombre, o no cuenta para nada. La mujer, en esta secta, está destinada a formar una familia y el varón podrá casarse y procrear con ella; esa será la única vinculación que las mujeres honradas pueden tener con la sexualidad. Y mucho más: ´Dios es la cabeza del hombre y el hombre la cabeza de la mujer y estas deben raparse el pelo o tapar la cabeza´ (Pablo de Tarso). ´La mujer es la puerta del infierno´ (Ambrosio). ´La mujer no puede enseñar, no puede juzgar ni ser testigo´ (Agustín de Hipona).

Está muy claro cuál es la ideología del patriarcado que promueve para sus intereses la iglesia católica: el hombre, después de dios, es el centro (androcentrismo) mientras que la mujer es contemplada únicamente como objeto para servir a dios y al hombre en cuantos menesteres necesiten; y quienes se alejan de dichos cánones se desvían de la perfección exigida. ¿Dónde quedan los Derechos Humanos? Les importan un bledo porque los suyo es el Derecho Divino, ese que sirve a sus intereses.

Hablamos mucho de los fulanos de Alcalá y Getafe, y nos olvidamos de otro tal que no se queda corto: Demetrio Fernández, el obispo de Córdoba, misógino, bocazas, machista y homófobo de pro. Sostiene que: ´La ideología de género es una bomba atómica que quiere destruir la doctrina católica y la imagen de Dios en el hombre y la imagen de Dios Creador´.  Le increpan su falta de caridad y responde que sus palabras son doctrina de la iglesia y del papa actual. Puede ser, pero ni aun así ni los obispos, ni el papa ni los anteriores obispos ni papas tienen ningún derecho a saltarse los derechos que amparan a las personas que no están de acuerdo con las normas de la iglesia católica.

Demetrio Fernández ha defendido también en estas declaraciones el derecho a la libertad de expresión de los obispos y ha criticado las ´cruzadas que emprenden algunos´ contra los que piensan distintos. ¡Caray! El obispo podría aplicarse el mismo consejo a él, pero qué le vamos a hacer, hay fuerzas inmateriales que se lo impiden. No es la primera vez que las declaraciones del obispo de Córdoba generan polémica. A finales del año pasado afirmó en una carta pastoral que la fecundación in vitro es ´un aquelarre químico de laboratorio´,  y que la mujer debe ´dar calor al hogar, acogida y ternura y que el varón representa la autoridad´, y en alusión a las reformas planteadas dentro de la Iglesia por el Papa Francisco sobre el divorcio y la nulidad matrimonial, aseguró que ´nadie puede deshacer -ni siquiera el Papa- lo que Dios ha unido por voluntad de los esposos en el sacramento del matrimonio´. Y se queda tan ancho. Involución, ´burrera´ y desconexión total con una sociedad que piensa que existen otras formas de pensar la vida acordes con los derechos humanos, que quiere ser feliz, a pesar de la religión que ellos predican.

En la gacetilla de mañana hablaremos de PRIVILEGIOS ANACRÓNICOS (1)

Anuncios