@ellibelaresc

militaraSi queréis, mis lectores, podéis llamarme asqueroso machista, pero os puedo jurar y perjurar que no es esa mi intención. Solo quiero ponerme en la piel de ciertas personas y evaluar la situación. Imaginaos un gran desfile militar, con la presencia de generales, coroneles, comandantes, oficiales de diversa graduación y a Dolores de La Mancha pasando revista y besando y saludando a la bandera. ¿Alguien puede intuir qué estará pensando tal general o tal oficial de la experiencia militar de la señora ministra de Defensa, su jefa, que está pasando revista? ¿Cuál puede ser el ansia de poder de una mujer que acepta tal cargo de responsabilidad cuando lo suyo, se ha visto hace años, es la peineta, la mantilla, el lujo, las mansiones, los recortes y los temas en diferido? Por otra parte será un placer verla desfilar tras la cabra de la Legión o puesta con el mono de campaña visitando a nuestras tropas en los frentes de guerra y arengando a la tropa. ¿A qué peluquería irá? ¿A la del regimiento? Es capaz con tal de convencer.

De Cospedal, al fin, lo ha conseguido. Entra en el Gobierno como ministra de Defensa (con este ministerio se aleja del poder de Santamaría y solo tendrá que dar cuentas a Rajoy). Eso sí, y como exigió, se mantiene, por el momento, como secretaria general del PP para no quedar completamente bajo el mando de Santamaría. Es el premio por la fidelidad al jefe de la banda, por simular en diferido, intentar dar un pucherazo, controlar la tele manchega y cerrar sanatorios en CLM mientras tuvo la sartén por el mango. Y es ministra a pesar de su lado oscuro: sigue abierto el gurteliano caso de la financiación de parte de su campaña en 2007; está atrapada en las palabras de Luis Bárcenas, que la señala no como una perceptora de sobresueldos de los blanqueados sino directamente de haber recibido dinero en un sobre, en concreto 50.000 euros; y tiene todo un historial de decisiones como expresidenta autonómica y secretaria general del partido que os hemos ido desvelando en anteriores gacetillas.

Nos encanta recurrir a la hemeroteca porque esta pone a cada uno en su sitio y  evidencia la inconsistencia argumental de la mayor parte de los políticos con poder. Atentos al vídeo que os proponemos, a la pregunta pretendidamente defensora del antimilitarismo de Cospedal y a la buenísima respuesta de la, por entonces,  ministra de Defensa, Carme Chacon. ¿Qué dirá hoy para calmar el ardor guerrero?

Más allá del ángel Marcelo, las cadenas de aporrear progresistas o sindicalistas, las condecoraciones a las vírgenes, las morosidades, los choriceos, las policías políticas, las comisiones, las cuentas en paraísos fiscales, las ventas de armas para obtener dinero ensangrentado y los ruegos a las vírgenes para que solucionen los problemas existentes, este gobierno plantea un reto todavía más obsceno: María Dolores de Cospedal como ministra de Defensa. Un nuevo giro en la tendencia del régimen de Mariano Rajoy a rebozarse en el estiércol.

En la gacetilla de mañana hablaremos de NO JURARÁS EN VANO.

Anuncios