@ellibelaresc

mongolia1Este es el cartel de un musical ofrecido por  la revista Mongolia. Y como era previsible ya ha salido el estrecho o la estrecha de turno que se ha sentido violentado en sus sentimientos religiosos y se decide a denunciar. Siempre estamos en lo mismo. Solo existen ofensas a sus sentimientos religiosos, pero no cuentan con la ofensa que ellos hacen a una mayoría que se sienten permanentemente insultados con su mojigatería, sus proclamas, sus procesiones, sus campanas y su séquito de políticos de extrema derecha que no soportan que haya gente que piense de forma distinta a ellos. ¿No hay aquí ofensas a mi derecho a la laicidad? ¿A vivir sin que nadie me recuerde que, por ejemplo, a tal hora hay una misa con sermón?

La revista satírica Mongolia ha levantado la polémica en la Región de Murcia, ya que se ha servido de la imagen de la Virgen de la Caridad, patrona de Cartagena, para anunciar Mongolia el Musical 2.0 en el Teatro Circo de la ciudad portuaria. De hecho, se ha presentado una denuncia en la Policía Nacional al entender que se atenta contra los sentimientos religiosos, un delito que se recoge en el Código Penal.

Los denunciantes, tal es su cerrazón mental y su incapacidad para el humor y la ironía, son incapaces de leer en vertiente de sátira a un Donald Trump, triunfante y pletórico, que tiene en brazos a una Hillary Clinton magullada y derrotada.  Dicen que se humilla a la Virgen de la Caridad, patrona de la ciudad. Mentira. Se humilla su incapacidad para una sonrisa.

La revista ha emitido un comunicado en el que dice desconocer  ´quién es el denunciante ni los motivos que tenga para interpretar de forma tan enfermiza un cartel que anuncia un espectáculo de sátira política. Seguramente el ansia de notoriedad le haya movido a presentar una denuncia carente de cualquier fundamento […] La revista no ofende los sentimientos religiosos de nadie, simplemente se expresa a través de la sátira y en el convencimiento de que una sociedad democrática ampara la libertad de expresión´. Por ello, asegura que confía plenamente en la Justicia y anuncia que defenderá su derecho a la libertad de expresión allí donde tengamos que hacerlo. ´No vamos a admitir que se nos intente coaccionar para que dejemos de hacer lo que consideramos oportuno, necesario y útil para la construcción de una sociedad auténticamente democrática, laica y republicana´, concluye.

La van a montar, ya lo veréis. Están para eso. Solo ven limitadas sus libertades cuando está  de por medio la religión. Para ellos no son escándalos los desahucios, la desatención a la dependencia, la humillación a millones de trabajadores que apenas ganan para poder subsistir, las leyes hechas para defender a los poderosos, la pederastia clerical que azota a muchos niños, el lujo con que muchos obispos viven en sus sedes episcopales, el desinterés que muestran por los refugiados, la homofobia declarada de muchos de sus obispos…

Y así vamos a seguir hasta que este país se dé cuenta de que  la religión, las religiones, son parcelas privadas. De consentirlas tiene que ser de puertas adentro. No se puede permitir que puedan decidir en política, en este caso atando muy cerca al PP. Ni que los políticos las subvencionen con dinero público. Con nuestro dinero.

Y como augurábamos la explosión de sentimiento religioso perfectamente dirigido por la casta sacerdotal ya ha empezado. Unas 500 personas, tamborada incluida,  se concentran a las puertas del espectáculo en protesta ´por la profanación de la imagen de nuestra patrona´. Se cantó la Salve cartagenera,  y el obispo de Cartagena (que no pierde la oportunidad) convoca una misa de ´desagravio a la virgen´ (se olvida de desagraviar a la susodicha por la pobreza en el mundo, los refugiados o la pederastia en la iglesia, entre otras). Desagravio a un muñeco de madera que  devino en ponerle los cuernos a un carpintero que hizo de tonto útil para que las falacias de la secta cristiana pudieran tener sentido y estar acordes con sus tramposos evangelios. Así es el monoteísmo cristiano.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿VALE TODO EN CAMPAÑA ELECTORAL?

Anuncios