@ellibelaresc

Vaya desencanto que nos ha producido a muchísimos españoles la trayectoria política de Felipe González. La última ya la sabemos todos: en connivencia con la lozana andaluza preparar el golpe de estado que iba a desbancar a Pedro Sánchez. No quiere darse cuenta el hombre que la gente lo apreciaría muchísimo más si se estuviera calladito y no intentara ser el perejil desestabilizador de todos los trapicheos del PSOE.

Se cargó a Pedro Sánchez y no contento con ello vuelve a poner y a retorcer el dedo en la herida. En esta ocasión lo ha hecho para ridiculizar al ex secretario general del PSOE a quien en una entrevista a un medio francés ha acusado de estar más interesado en el partido que en la marcha del país. Además, ha puesto en duda que Sánchez pueda hablar durante ´más de media hora´ de sus propuestas para España. Genial. En una conferencia en Sevilla hace unos días González sí demuestra que es un monstruo a la hora de hablar España. Por algo más de media hora de elucubraciones, proyecciones europeas, norteamericanas e hispanoamericanas, puntazos y ocurrencias, se llevó 60.000 euros de vellón, o ese ha sido el precio de ´charletas´ similares en foros parecidos. Así da gusto hablar de España: normal que tenga verdadera pasión por España. Más tela marinera para bronceador. De lo que tampoco tengo dudas es  que González, a diferencia de Sánchez, también podría hablar más de media hora sobre Gas Natural Fenosa.

¡Cómo ha cambiado el hombre! De aquel Felipe González de 1977 al actual van unos cuantos millones de euros. ¡Viva la coherencia!

Así mentía Felipe a los españoles en 1977 hablando de puertas giratorias y otros temas que el tiempo ha confirmado que han sido todo lo contrario.

¿Populismo? Menudo golfo. ¡Quién te ha visto y quién te ve!  Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo, y por los mismos motivos.

En la gacetilla de mañana hablaremos de PODEMOS Y RITA BARBERÁ.

Anuncios