@ellibelaresc

A medida que van pasando los días el PSOE va quedando en la irrelevancia más absoluta. Por mucho que sus gestores digan lo contrario se aprecia que el partido está roto, desnortado, rencoroso (está castigando duramente a algunos díscolos del ´no´ a Rajoy. ¿Por qué no a todos?) y sin que en su horizonte se atisbe un liderazgo capaz de revivirlo. Quienes hoy mandan en el partido parecen más preocupados en preparar el terreno para que Susana Díaz sea secretaria general que en atender a sus obligaciones políticas. Y mientras el PP frotándose las manos y sintiéndose el gran beneficiario de los desmanes socialistas.

Enumeremos algunos de sus problemas. Para empezar las relaciones del partido con el PSC. Son pésimas, al borde de la ruptura. Una sangría más que va a sentir mucho el PSOE, aunque la ruptura esté alimentada por los socialistas del sur afines a la sultana.

A Pedro Sánchez están intentando borrarle del mapa. No sé si lo van a conseguir. De momento ahí está actuando como exponente, que no líder, de las corrientes críticas que recorren el partido por todas las regiones de España. Los andaluces quieren un único candidato para primarias, que va a ser el suyo. Pero lo van a tener crudo. Al tiempo. Y González a lo suyo: que el ex secretario general ´no tenía cultura de partido´ y que ha ´intentado hacer lo que mejor sabía, pero no sabía´. Vulgar el comentario.

Hay muchos socialistas que han roto con la actual Gestora. De estos descontentos muchos deben sus ingresos a estar a bien con los que mandan. Pues ni esto los está parando. El enfrentamiento ha llegado a un punto en que ni eso va a frenarles. Al menos a unos cuantos. ¿Se agravará esta crisis cuando el PSOE apruebe los presupuestos del PP? No hace falta ser muy agudo para pronosticar una ruptura interna y social de la militancia.

No. El problema del PSOE no es de liderazgo sino de fidelidad a unas ideas y de comunicación con los ciudadanos. Incluso si se impone el liderazgo de Susana Díaz nadie puede prever que se apacigüen las tensiones. Y ello a pesar de que Felipe González acaba de bendecir a la presidenta andaluza. Y eso son palabras mayores. Porque él es, lamentablemente, la única referencia de influencia real que existe en el PSOE. Y lo que eso significa se vio claro hace dos meses, cuando salió a la palestra para decir que Sánchez se tenía que marchar. A continuación devino la defenestración. Sin lugar a dudas Felipe estaba en el ajo y era el jefe de la operación. ¿Si Díaz se hace con la Secretaría General terminarán los problemas? Rotundamente, no. Todo lo más frenará el deterioro.

El PSOE ha demostrado carecer de verdadera cultura democrática y la operación contra Sánchez, dirigida por Susana Díaz, ha plasmado  el ´guerrismo´ puro de siempre. Pero lo que era un conflicto de poder interno ha resultado ser un verdadero debate político público, pues Sánchez se envolvió en una posición que representaba el sentir de la mayoría de sus votantes: impedir que Rajoy volviese a gobernar. Y así quedó muy claro para la opinión pública que quienes gobiernan actualmente el PSOE y cambiaron el ´no´ por el ´sí´ con la boca pequeña nunca pretendieron otra cosa.

LA PENÚLTIMA: La decana y la Junta de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada invitan a una ´Eucaristía en honor de la Inmaculada Concepción, organizada por la Pastoral Universitaria´. El hecho ha sido denunciado por UNI Laica-Granada, asociación universitaria que defiende una Universidad pública y laica y que considera ´esta convocatoria un agravio a la aconfesionalidad que debe regir las actuaciones oficiales de una universidad pública´.

Es tal la protección que esta iglesia tiene en todos los sectores de la sociedad que lo vais a ver: no pasa nada. Y los demás, a tragar. Pero así y todo mi admiración por aquellos que creen en algo difícil de creer y hasta lo conviertan en festejo.

En la gacetilla de mañana hablaremos de MÁS SOBRE RITA BARBERÁ. Y FIN.

Anuncios