@ellibelaresc

El pasado 2 de diciembre la Fundación Francisco Franco organizó una cena-homenaje en el Novotel Madrid Center en conmemoración del aniversario del nacimiento del dictador. Al evento asistió su hija y duquesa, Carmen Franco y Polo. El acto arrancó ´al compás de los acordes del himno nacional cantado con la letra de José María Pemán´.Tras la cena de gala, el secretario provincial del PP de Badajoz y diputado de la Asamblea de Extremadura, Juan Antonio Morales, el alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo (PP), y la alcaldesa de Alberche del Caudillo, Ana Rivelles (PP), recibieron los ´Diplomas de Caballero y Dama de Honor´ por su ´labor destacada en la defensa de la verdad histórica y de la memoria del Caudillo y su gran obra (sic)´. Los homenajeados agradecieron los galardones. Antonio Morales fue premiado por su defensa en el mantenimiento de los vestigios del franquismo y por denunciar lo que él considera el ´adoctrinamiento´ en los colegios con una ´historia tergiversada del franquismo´. Antonio Pozo, al recoger el premio, aseguró que ´mientras el que os habla, respire y sea alcalde, nadie borrará la historia de Guadiana del Caudillo´, y  Ana Rivelles recogió el premio y prometió seguir defendiendo ´la Historia y la obra de Francisco Franco´. También agradeció ´la ayuda´ de la Fundación tras la denuncia que la primera edil toledana recibió ´por un supuesto delito de incitación al odio al negarse a cambiar la denominación de su pueblo´.

Como se aprecia fueron premiados por incumplir la Ley de Memoria Histórica y honrar al dictador. En el acto también fueron galardonadas la familia del exgeneral rebelde Sanjurjo, que contó la lucha ´para evitar la exhumación del cadáver del heroico general en la catedral de Pamplona´; las personas que intentaron impedir la retirada de ´las placas que recuerdan a los caídos´ (´es vandalismo administrativo de guante blanco´, piensan los familiares) en Herencia (Ciudad Real), y el empresario chino Chen Xiangwei como admirador del dictador franquista.

Desde el Partido Popular se han negado a valorar (´No tenemos nada que decir porque no han ido en representación del partido´, dicen sin la vergüenza que les falta. Siempre igual. La última, Rita Barberá. Ahora dos alcaldes y un diputado y secretario provincial del PP), a petición de La Marea, la presencia de los galardonados, pertenecientes a su partido, en el acto para honrar la memoria del genocida. Supongo que estos son los representantes de la España silenciosa a que se refiere Rajoy.

¿Un acto como este no es incitación al odio? ¿No es también desobediencia? ¿Una Fundación que premia actos por el incumplimiento de la ley vigente no debería ser ilegalizada como asociación para delinquir? Veréis cómo el fiscal no manda a la policía a detenerlos. Esos fascistas actúan así porque se saben impunes. Y encima el Estado los subvenciona. Durante el gobierno de Aznar recibieron 150.000€ en subvenciones oficiales y desde 2009 no se saben cantidades porque la Fundación no hace públicas sus cuentas, a pesar de estar obligados legalmente. Pensad lo peor y aún os quedaréis cortos.

En la gacetilla de mañana hablaremos de COSAS DE RAJOY Y SU GOBIERNO.

Anuncios