@ellibelaresc

El Partido Socialista ha dado un último plazo al Gobierno para que proceda a la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, popularmente conocida como ley mordaza, un ultimátum que finalizará en cuanto se admita a trámite la proposición de ley que el PSOE, con apoyo de otros grupos, piensa presentar en la Cámara para tumbar dicha ley. ´Si usted no quita la mordaza, la quitaremos nosotros con una nueva normativa más respetuosa con los derechos y libertades fundamentales recogidos en la Constitución´, le ha advertido el portavoz socialista Antonio Hernando al presidente del Gobierno en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. El socialista ha reprochado al Ejecutivo la aprobación de una norma que, en su opinión, está ´cargada de ideología represiva´ y pensada para condicionar la libertad de expresión y protesta de los ciudadanos, y ha citado múltiples casos de sanciones y detenciones en manifestaciones realizadas en virtud de esa norma-mordaza. Hernando le ha recordado los 6000 procedimientos administrativos abiertos apelando a esta ley, que se haya detenido a una persona por llevar una mochila con las siglas ACAB (All cats are beautiful), y sanciones a periodistas por preguntar o por grabar una detención y colgarla en Twitter. ´Esta ley no viene impuesta por los mercados, la hicieron ustedes solitos porque quisieron y está cargada de ideología represiva para condicionar la libertad de expresión y manifestación´.

Rajoy se defiende y ha asegurado que ´derogar no es la mejor manera de construir´ (no sé a qué se refiere con eso de construir). En su opinión, decir que en España ´hay ausencia de derechos o de disfrute de libertades no se lo cree nadie; y decir que no hay libertad de expresión, parece una broma´, porque nadie en la calle le ha dicho nunca ni una sola palabra sobre la ley de Seguridad. Le ha revelado al portavoz socialista que los casos de denuncias que se han producido por manifestaciones no autorizadas es el ´0,02% del total´, y tomando como referencia datos aportados por el ministro del Interior en el Senado sostiene que el 77,4% de las 372.000 denuncias tramitadas a través de la Ley de Seguridad Ciudadana estaban relacionadas con delitos asociados al consumo de drogas, la tenencia ilícita de armas y el uso negligente de armas y explosivos. Por eso, en su opinión, el PSOE con esta propuesta se ´aleja de la moderación´ porque cambiar esta norma ´con efectos positivos´ no figura entre las demandas sociales. Es en la moderación, dice, donde está el sentido común, que es el suyo y el de su partido. ´A mí me habla mucha gente del paro aunque se vaya corrigiendo, de la situación económica, donde hay que hacer más en el futuro, de los problemas reales de la gente, sí me preguntan, pero ni una sola persona me ha dicho nada de esto´, sentenció, menospreciando a las asociaciones profesionales del periodistas, entre otros, que han alertado de esta restrictiva ley que dificulta su trabajo profesional.

Ya lo veis. El hombre está de siquiátrico. ¿Cómo se atreve a decir, y parece que lo dice con fundamento, que la calle está conforme con esa ley? ¿De qué calle nos habla, de la que él solo pisa cuando está de elecciones y se lo dan todo ´comidito´, con aplausos y vítores incluidos, con algazaras (me quedo con la segunda acepción del DRAE) y piropos (¿?)?

Cierto que Mariano está en otra calle, o en otro mundo, el que le interesa. ¿La ley Mordaza es correcta? Que se vuelva a leer (¿?) el Informe Anual 2015-2016 de Amnistía Internacional que critica la aplicación de la Ley Mordaza, que ve como un ataque contra la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica ´desoyendo las recomendaciones de mecanismos internacionales en cuanto a la protección de derechos humanos´. O el informe durísimo de la ONU en el que insta al Gobierno a revisarla a fin de ´garantizar el pleno disfrute de los derechos a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica que asisten a todo individuo […] Preocupa al Comité el efecto disuasorio que pueda tener para la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica así como la paralela reforma del Código Penal que implica un ´uso excesivo de las sanciones administrativas y excluye ciertas garantías judiciales´. Además, Naciones Unidas acusa al Ejecutivo  español de utilizar ´términos vagos y ambiguos´ que pueden traducirse en una aplicación ´discrecional ´ de la Ley.

Ya lo sabes, Mariano, tu ley es una cacicada. Como todo lo que habéis impuesto en los últimos cuatro años. Perdón, cinco, a pesar de todo.

En la gacetilla de mañana hablaremos de NAVIDAD.

Anuncios