@ellibelaresc

La iglesia católica con el tema de la pederastia tiene un ´chollo´ al que, de una vez por todas, la justicia ordinaria, esa que tienen controlada en medio mundo con los Concordatos, tendrá que por coto. Esta vez el escándalo nos llega de Australia. En todas partes cuecen habas, dirán para justificarse.

Un total de 4.444 personas sufrieron abusos sexuales cuando eran menores de edad por parte de miembros de la Iglesia católica en Australia entre los años 1980 y 2015 en un reformatorio del norte de Australia, según el informe de una comisión institucional creada al efecto. El estudio concluye que el 7% de los curas del país fueron acusados de pederastia. ´De las 1.880 personas identificadas como presuntos pederastas, 597 eran hermanos religiosos, 572 eran sacerdotes (93 de ellos altos cargos de la Iglesia), 543 eran laicos y 96 eran hermanas religiosas´, precisa Gail Furness, abogada consejera de la citada comisión, que en la investigación concluye que el 78% de los denunciantes eran varones, frente a un 22% de mujeres, que  la edad media de las víctimas fue de 11,6 años en el caso de niños y de 10,5 en el caso de niñas, y que tardaron una media de 33 años en presentar las denuncias después de que se cometieran los supuestos abusos.

Los datos sugieren, además, que entre 1950 y 2010 más del 20% de los Hermanos Maristas, los Salesianos de Don Bosco y los Hermanos Cristianos fueron acusados de abusos sexuales, mientras que en la orden de San Juan de Dios la proporción sube al 40,4% y que el Vaticano se ha negado a facilitar documentación sobre los supuestos abusos porque ´no era posible ni apropiado proporcionar la información solicitada´. Y se quedan tan anchos.

cartelMalos tiempos corren para el papa Bergolio, quien debería saber que para que las cosas funcionen ´como es correcto´ en su Vaticano, en todos los centros de su comunidad eclesial, tienen que mandar los de siempre: esos que están muy bien asentados en su inmovilismo y que desde el miedo gobiernan y atenazan conciencias.

El suceso ha ocurrido el pasado fin de semana (4 y 5 de febrero). Decenas de carteles anónimos de tipo publicitario han aparecido en las calles céntricas de Roma con duras críticas contra el papa Francisco, a quien muestran muy serio, como se aprecia en la fotografía, y el siguiente texto: ‘France’, has intervenido Congregaciones, retirado sacerdotes, decapitado a la Orden de Malta y a los franciscanos de la Inmaculada, ignorado cardenales… ¿pero dónde está tu misericordia?

La campaña sucede después de que la semana anterior Matthew Festing, líder de la Orden de Malta, presentara su dimisión a Francisco, con quien mantenía una relación tensa por no compartir la senda tomada por el pontífice para la Iglesia Católica. Sucedió igualmente unas horas antes de que el Vaticano anunciara el representante nombrado por el Papa para dirigir la antiquísima orden católica de caballeros reconvertida en una particular organización caritativa ultraconservadora.

Los carteles han sido parcialmente tapados con otros en blanco con el logotipo institucional del Ayuntamiento de Roma y con el texto: ´Publicidad ilegal´. Ninguna organización ni individuo pone su firma a estos pósteres. Pero se puede intuir el origen.

En la gacetilla de mañana hablaremos de RAJOY Y TRUMP SE LLAMAN.

Anuncios