@ellibelaresc

mariano-trumpAquí no habla si no es por medio del plasma (y cuando tiene mayoría absoluta) y tiene la desvergüenza de ofrecerse a Trump  para ser interlocutor de EEUU en Europa, América Latina, el Magreb y Oriente Medio. ¿Interlocutor? ¿En qué foro importante de Europa tienen en cuenta a Rajoy? ¿Qué se dijeron uno sin saber castellano y el otro sin saber inglés?

El periodista Iñaki Gabilondo ha elaborado en la Ser un certero análisis sobre la conversación:

A Donald Trump le debieron pasar información muy superficial sobre Rajoy si no le dio la risa cuando nuestro presidente se ofreció como interlocutor de EE UU en Europa, Latinoamérica, norte de África y Oriente Medio. Primero, porque eso es de mucho trabajar, y segundo, porque es un tipo de actividad que Rajoy no ha practicado en su vida. Eso de mediar no le va mucho, Cataluña es el ejemplo más reciente.

Ni por temperamento ni por vocación Mariano Rajoy vale para tareas en terrenos resbaladizos. A él le sacan del sentido común y se aturde. Otra cosa es que él llame mediar a actuar como recadista de Trump. Repetiría el papel jugado por Aznar como caddy de Bush, se dan algunas circunstancias similares.

Frente a las exigencias de Alemania y Francia, la vieja Europa, siempre tan pijotera, ahora como entonces, nosotros entregamos incondicionalidad. Y la demostramos desde la primera conversación.

Rajoy habló ayer con Trump de todo, pero no introdujo ni la menor insinuación crítica ni sobre el muro de México ni sobre los inmigrantes. Nosotros no somos de poner pegas. La ventaja de este servilismo es que no requiere un gran dominio del inglés. Basta con saber decir yes.

Por lo que sabemos la llamada fue todo un éxito: duró unos 15 minutos, que quedarían reducidos a 5-6 después de los saludos, las despedidas y el tiempo consumido por los traductores. Todo un éxito por dos razones: la primera, porque Trump no le colgó el teléfono a Rajoy (claro síntoma de que se van a entender, de la sintonía que se está estableciendo entre los dos ´mandatarios´  y de la habilidad de Rajoy que, por teléfono, es de los que no se cortan y es capaz de cantarle las cuarenta al más pintado) y segundo, porque los dos presidentes pusieron de manifiesto la enorme capacidad de síntesis que tienen para en tan poco tiempo  tratar tremas tan complejos: ofrecerse Rajoy como interlocutor, hablar del Brexit, de lo bien que va la economía española, de la OTAN, de las bases españolas, de la lucha contra el yihadismo, del muro con México, del cierre de fronteras a ciertos países y de los conflictos que ambos tienen con los jueces (Trump piensa que en EE.UU la justicia está politizada, y Rajoy le ha explicado lo beneficios de esa politización).

Para aliviarle la conciencia a Trump en ese reducido tiempo de la llamada telefónica  ¿le habrá contado Rajoy que nosotros hace tiempo que tenemos muros -aquí los llamamos ´vallas´–, hacemos devoluciones en caliente violando el Derecho Internacional, no admitimos refugiados y, como ha constatado la propia ONU, contamos con la tortura como práctica en los CIE y comisarias varias? Que somos pioneros, que aquí ya se hace  eso que él está empezando a hacer, y que si América es lo primero, España, lo segundo. Que nos tome como modelo. En definitiva, como informa Moncloa, se han tratado ´asuntos de interés común, como la seguridad, la economía y las relaciones bilaterales´. Ante tal avalancha de contenido político en el comunicado oficial es de suponer que Trump asintiera, pronunciara alguna interjección o se atreviera con alguna frase. Lo mismo Mariano. El resto era cuestión de los traductores.

¿Interlocutor en Europa?  En Europa, con el PP, no pintamos un comino. Tuvimos un cierto protagonismo cuando la quiebra del país amenazaba la estabilidad del euro. Superado el rescate hemos vuelto al punto de partida. ¿En América? Que se lo pregunten a Cuba, Venezuela, Bolivia (´América Latina no necesita interlocutores´, le responde Evo Morales a Rajoy) y Argentina. ¿Y con el Magreb? ¿Adónde va a ir Rajoy por el Magreb? ¿A venderles armas a los de IS? ¿A allanarle el terreno a esos países amigos por los que se pasea Felipe? El papelón que ha hecho Don Mariano ofreciéndose a Trump como recadero demuestra claramente que su búsqueda de protagonismo internacional raya en el ridículo.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¡VAYA CON LA MONJA!

Anuncios