@ellibelaresc

No sé qué puedo añadir al tema de la connivencia del PP con ciertos jueces, fiscales y audiencias, pero lo voy a intentar porque, aunque nos repitamos, el tema se las trae. Uno siente vergüenza ajena cuando lee o ve en la televisión al ministro Catalá (¡Qué mal me cae!) decir tan lindamente, sin ruborizarse, que ´presionar a los jueces es impropio e inútil `… menos cuando lo hace él, digo yo. Por donde va, eso sí, siguiendo instrucciones del jefe, pregona que hay que respetar las decisiones de los jueces. De acuerdo, menos cuando no es así y se la lía a Ruz, a José de la Mata, a Pedraz y a quien no se atenga a las decisiones y beneficios del PP. Son así de cínicos, y PSOE y C´s que se lo consienten.

Los oyes en cualquier medio, y sobre todo en su televisión, TVE y la de los obispos, y ves cómo se les llena la boca haciendo creer que respetan a la justicia, afirmando que siempre han colaborado en las investigaciones. Nada más lejos de la realidad. Veamos: Se han empleado con especial saña con los instructores del Caso Gürtel: Garzón, Freire, Ruz y De la Mata, De la Prada; han cesado sin complejos a los funcionarios en auxilio judicial que han investigado la trama gurteliana;  han practicado obstruccionismo negándose a facilitar información a los jueces instructores; han destruido pruebas claves para esclarecer los hechos, como, por ejemplo, los dos discos duros de los portátiles de Luis Bárcenas y las agendas y correos de sus últimos extesoreros, Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas. Son numerosos los ejemplos de testigos ligados al PP que frente al juez instructor han padecido una amnesia selectiva que les ha impedido recordar hechos que incriminarían al propio PP y a su cúpula dirigente; iniciado el proceso Gürtel  el PP se ha negado a contestar a las preguntas de la Fiscalía y del resto de acusaciones sobre el dinero del que supuestamente se benefició de la organización corrupta y ha alegado, en todo caso, que el partido no tuvo ninguna participación en los hechos. Por negar que no quede.

Cuando hay un juicio en su contra este PP, que dice colaborar siempre con la Justicia, recurre a todo tipo de artimañas: reducción de los plazos de instrucción que favorecen la impunidad, presiones a jueces mientras desempeñan sus funciones, recortes a la justicia gratuita, intromisión política en el nombramiento de los vocales del Consejo General del Poder Judicial…

La última del Gobierno (no hablamos del caso Nóos) tiene que ver con el presidente autonómico murciano, Pedro Antonio Sánchez. La Fiscalía General del Estado ordenó no seguir adelante con la investigación al presidente de Murcia, en contra del criterio de las fiscales encargadas del caso Púnica, partidarias de reclamar su imputación.  Y como la cosa parece que puede no ir bien interviene el ministro de Justicia, ese que dice que hay que dejar hacer a la justicia, y se dirige a ciertos fiscales porque ´lo anómalo es que no acaten el criterio de sus superiores´. Además, el PP, según su bocazas Hernando, sostiene que hay fiscales que se ´inventan delitos´ y pide que la Fiscalía tome medidas contra ellos porque es clara la  persecución permanente al presidente de Murcia.

Sabe el PP del descontento popular con las actuaciones que ellos provocan en la Justicia, y les importa un bledo. Van a la suya y hacen caer a quien los perjudica. El último el exfiscal murciano: ´Se persigue más a los fiscales que a los corruptos´. A los fiscales anticorrupción, desde el gobierno, se les intimida para que no hagan su trabajo.

Ya me diréis del proceder del partido de la corrupción, y si no será conveniente, ya de una vez, mandarlo a las cloacas. Por falta de ética, por mentirosos, por corruptos, por insociales, por oportunistas compulsivos que actúan pensando en ellos y no en los que dicen representar, por represores de las libertades, por decir a todo ´no´ que no sean sus intereses, por el sostén que hacen (también el PSOE) de la secta católica, por no romper el Concordato que tanto les beneficia, por manipular la Justicia, por favorecer a las oligarquías, por la vergonzosa amnistía fiscal, por el olvido en que tiene a la dependencia, por la tristeza en que ha hundido al país. Entre otras.

En la gacetilla de mañana hablaremos de MULTA POR UNA PEINETA.

Anuncios