@ellibelaresc

Es un hecho y está en el sentir de muchísima gente que el PP maneja la Justicia de este país a su antojo. Lo hace sin ningún pudor y cuando se les coge en una trampa, en una corrupción o en cualquier barrabasada ponen cara de idiotas y siempre recurren a la muletilla de que eso no va con ellos, que para eso están los jueces y que están para colaborar y hacer posible que los jueces impartan justicia. Las decisiones que tome la justica son apropiadas y el PP ‘siempre, siempre colabora’ con la Justicia. Este es el mantra con el que los miembros del Partido Popular se han estado llenando la boca en los últimos años. Una falsedad más de toda la mentira que rodea a este partido que es ejemplo de la corrupción española.

Esta actitud colaborativa es deliberada y saben que aplicando los principios del nazi Goebbels les va a salir bien la jugada. Repitiendo una y otra vez de forma pública que lo suyo va siempre con la justicia consiguen aquello de que una mentira cuando se repite mil veces se convierte en una realidad. Lo ha hecho el mismísimo Mariano Rajoy cuando la sede de Génova 13 fue registrada en 2013 en busca de pruebas que esclarecieran cómo se pagó la reforma del edificio. Fue entonces cuando en rueda de prensa, y desde La Moncloa, dijo que el PP ´colaborará siempre con la Justicia y respetará las decisiones judiciales´. Es más, prometió que su Gobierno aprobaría todas las medidas necesarias para acabar con la corrupción. Y ya veis qué ha aprobado.

Cospedal, en relación con el caso Bárcenas, también sostiene que ´el PP colabora con la Justicia como no lo ha hecho ningún partido´, y por eso el PP pidió al tribunal del caso Gürtel que se anulara el juicio porque, según alegaron, durante la instrucción se cometieron un cúmulo de irregularidades; y Carlos Floriano, después de que el juez Ruz imputase a Ángel Acebes por los Papeles de Bárcenas , mantuvo que es la oposición la que ataca a los jueces y no colabora; sin olvidarnos de las múltiples veces en las que Esperanza Aguirre ha presumido de haber sido ella la que destapó el Caso Gürtel, para luego meter prisa a los magistrados, presionarles y criticarles.

O el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que cuando el asunto está en la otra acera afirma que ´presionar a los jueces es impropio e inútil´, y cuando se le tuercen las cosas no tiene ningún pudor en afirmar que un juez ´si no es independiente, se le puede recusar´, dirigida al juez José de la Mata.

Pero si hay alguien que ha tirado de la manta de la corrupción y que conoce desde dentro cómo funcionan las tramas corruptas dentro del PP, este es José Luís Peñas, otro de los denunciantes de la Gürtel. En numerosas ocasiones ha asegurado que al descubrir, con sus grabaciones, lo que hoy se conoce como la Gürtel, lo puso en conocimiento de diferentes líderes del partido, y cuando se lo contó Cifuentes esta le dijo que ´dejase el asunto en el congelador´.

¿Y qué diremos de las denuncias de Ana Garrido? Ella es una de las denunciantes del caso Gürtel. Todo empezó cuando esta funcionaria del Ayuntamiento de Boadilla se negó a firmar informes y contratos que no veía nada claros. Tras ello, llegó el acoso laboral, los juicios y una conclusión clara: por mucho que hizo para hacer ver que había corrupción, en el PP nadie movió nada.

Hasta Aguirre dice que Rajoy algo sabía de los pelotazos en Majadahonda y Arganda del Rey; y que también sabía, junto con Camps, lo que pasaba en Valencia. Sabían que había corrupción y se encontraban muy cómodos en ella, y en Murcia también sabían lo que ocurría.

Dicen que colaboran con la Justicia  y destruyen pruebas claves como los dos discos duros de los portátiles de Luis Bárcenas, los videos y los registros de entrada a su sede nacional, que podían confirmar indicios sobre su complicidad con los empresarios que en su momento estaban imputados, sin olvidar que se han negado o han retasado la entrega de información que exigían los jueces.

Una cosa queda clara también: cuando al PP le va mal un juicio no cambia de abogado, cambia de juez. Lo hizo con el caso Gürtel, por cuya instrucción han desfilado siete jueces en total : Garzón, Pedreira, Monterde, Gómez Bermúdez, Carmona, Ruz y De la Mata. Lo intentó también con el caso de los discos duros de Bárcenas, donde a punto estuvieron de sacar a la incómoda juez que ha imputado al propio partido por destruir pruebas. Y ya han empezado las maniobras judiciales en la oscuridad para frenar el caso Púnica, su nuevo gran escándalo de corrupción.

Sí, el PP está a muerte con la justicia, a colaborar también con ella con los ojos cerrados. ¡Vergüenza que no tienen!, pero más el PSOE y Ciudadanos que, viéndose ninguneados, son incapaces de mandarlos al infierno.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL TESTIGO MARIANO.

Anuncios