@ellibelaresc

Presume en Gobierno de la vergüenza de haber sacado adelante el primer trámite de las enmiendas a la totalidad de los PGE de 2017 y no nos dice qué bajada de pantalones vamos a pagar todos los españoles con el debate de estos presupuestos. Y también alardea de que ´que cuatro fuerzas se pongan de acuerdo es un buen mensaje, y de nuevo no vuelve a contarnos los 5280 millones de euros por cinco votos que nos va a costar el sí de PNV y los 450 que el siguiente sí de CC nos va a costar. Todo un alarde, presume otra vez Mariano, de finura democrática porque ´es importante saber manejarse en la vida, saber decir que sí, saber decir que no, saber mirar hacia otro lado cuando hay que hacerlo´. Antes Rajoy ya le había respondido al portavoz del PNV en el Congreso: ´Si quieres grano, Aitor, te dejaré mi tractor´. Y así ha sido. Un tractor muy grande para mirar a otro lado.

¿Por qué actúa así el PNV? Porque los negocios son los negocios y no importa qué partido gobierne y qué políticas vaya a realizar este si yo consigo lo que pretendo. Solidaridad se le llama a esta actitud. Todo es viable mientras el cofre del tesoro pueda seguir llenándose con las monedas de las transferencias olvidadas y algún que otro premio palpable y terrenal. Al PNV no le importa tratar con políticos que desahucian, que nos llevan a cruentas guerras, que desfalcan las arcas, que insultan a las democracias o se esmeran en vaciar de contenido incluso su propia nacionalidad. Acuerda, sin más, obtener beneficios un año más. No importa que ello deje de ser ético, que recoja frutos a cambio de cualquier disparidad, que apoye a un gobierno que ha destrozado el camino a media sociedad, que apoye a un Gobierno lleno hasta las cejas de corrupción. Pero ellos, como ya va siendo habitual con los que pactan con el PP, justifican  el acuerdo en una cuestión de responsabilidad.

Superada la primera fase de la tramitación de los PGE, el PP necesitará 176 escaños para sacar las cuentas públicas en el Pleno una vez que el texto pase por la Comisión y se debatan las enmiendas. Para este momento, los conservadores esperan haber convencido a Pedro Quevedo, el diputado de Nueva Canarias que en las generales concurrió junto al PSOE. Y tanto que lo convencerán. Ahí están los 450 millones de euros que el PP le dará graciosamente a CC para que, con esa finura parlamentaria que les caracteriza, consigan sacar adelante los presupuestos.

¿Nadie denunciará este desfalco del Gobierno? ¿Todo es válido en política para sacar tajada y con ello empujar un carro que pesa el triple de lo habitual por la mierda de corrupción que transporta? Con su voto el PNV se ha convertido en un apoyo para un PP corrupto hasta las patas, que ha precarizado nuestras vidas con sus reformas laborales, que montó una policía política contra sus rivales políticos, que ha aumentado la desigualdad, que ha elaborado leyes adecuadas para reprimir las protestas ciudadanas. ¿Nadie, absolutamente nadie, alzará su voz en el Congreso de los Diputados para llamar la atención sobre el hecho de que la igualdad de derechos entre todos los españoles y la soberanía del Congreso se está quebrando gravemente con el acuerdo que el Gobierno de Rajoy y Urkullu han realizado al margen de la Cámara? ¿Nadie denunciará que ese acuerdo con el PNV es un acto político de malversación de caudales públicos y que ese dinero es de todos los españoles y no puede ser utilizado para fines particulares, eso es, para que el Sr. Rajoy siga viviendo en La Moncloa?

Y el muy cínico de Rajoy pide ´grandeza y generosidad ´ para sumar apoyos a los Presupuestos porque para buscar acuerdos, hay que ´ceder un poco aquí, no mirar demasiado para el otro lado, ponerse en el lugar del otro y un poco de generosidad y grandeza, eso es lo que necesita España´, ha dicho Rajoy en el discurso de clausura del congreso insular del PP de Tenerife.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿EL EFECTO DOMINÓ ENGULLIRÁ AL PSOE?

Anuncios