@ellibelaresc

Si quiero ser sincero tendré que decir que después del golpe de Estado de don Felipe y doña Susana Díaz le daba muy pocas papeletas al defenestrado Pedro Sánchez. Y no ha sido así. Su precampaña ha sido todo un logro, y eso que tiene en contra a toda la Gestora socialista y a sus llamados barones, a todo el PP, que tiembla ante una victoria en las primarias de Sánchez, y a toda la prensa del régimen que no hacen otra cosa que alabar las excelencias de la fontanera y desprestigiar al bolchevique.

La Razón nos alerta  de los peligros que acecharían a España si el Atila del bolchevismo en que han convertido a Sánchez recuperase el liderazgo del PSOE. En El Mundo no es menor la preocupación ante los inesperados 53.000 avales recibidos por Pedro Botero Sánchez: ´Las tres opciones son malas, quizá la de Susana un poco menos y en esto el PSOE sí se parece a España. Hay que elegir por descarte´. ABC también se lanza en los brazos de Susana Díaz, pues el octubrero Sánchez ´se ha convertido en un populista de gestos podemitas para dar prioridad a su obsesión: expulsar a la derecha del poder alcanzando acuerdos con los separatistas. Susana Díaz representa una mayor moderación, una idea constitucional de España alejada del independentismo, y un concepto institucional del poder más allá de sus muchos errores de gestión en Andalucía. Pero no es dudosa´.

Pero lo cierto es que a pesar de tantas cosas que tiene en contra Pedro Sánchez ha salido muy reforzado con la recogida de avales. 6000 lo separan de Susana. Muy pocos si se tiene en cuenta el ´terror´ que la presidenta andaluza tiene establecido en su territorio. Valga el testimonio del alcalde de Morón de la Frontera que le sale rana a Susana Díaz diciendo públicamente que su apoyo a la Presidenta de la Junta de Andalucía para candidata a la secretaría general del PSOE viene condicionado por la presión y por el hecho de que por aquí, de Despeñaperros para abajo, cualquier carguillo socialista sabe que ir contra Susana es sinónimo de firmar su propia defunción política. Así se explican los miles de avales en Andalucía que no lo son, ni mucho menos, en otros territorios. Y a los andaluces habrá que verlos cuando el voto sea secreto porque los avales recogidos por Susana Díaz (59.390) son su techo electoral y los cosechados por Sánchez (53.117) representan un suelo extraordinario porque se han conseguido sin el aparato socialista, sin censo, sin poder institucional y sin liberados. Una heroicidad que ha dejado a Susana  sin poder conjugar el verbo arrasar del que tanto presume y presumía. Lo vamos a ver.

Sí, Pedro Sánchez está muy vivo, y creemos que va a ganar, por muchas razones pero fundamentalmente por la incapacidad que tiene su oponente de convencer a una militancia socialista harta de que su partido tenga los mismos comportamientos que la derecha más rancia de este país, y también porque son muchos los votantes socialistas que tienen los ojos muy abiertos para ver esos ´amigos´ que la sultana tiene en el PP, y en las portadas de ABC, de El Mundo y de La Razón. Los apoyos sin rubor de esta prensa del Régimen y, sobre todo, la simpatía con que Rajoy mira a la sevillana. Además, el hecho de que el Gobierno haya pasado olímpicamente de los socialistas para aprobar los presupuestos y se haya evidenciado que la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy no era tan necesaria para la gobernabilidad del país como vendía la Gestora, suma puntos para Sánchez. Por eso Pedro va a ganar las primarias, por la ilusión y esperanza que en su proyecto de un PSOE autónomo y de izquierdas tienen sus fieles, porque ya está bien de mantener unas políticas neoliberales en un partido de ´izquierdas´, porque sus llamados ´barones´ con el golpista al frente estaría bien que se retiraran a descansar a sus casas y dejar de incordiar por mantener sus puertas giratorias y ejercer su amiguismo, porque los nuevos casos de corrupción del PP refuerzan aquel ‘no es no’ a Rajoy y dejan con el culo al aire a los socialistas abstencionistas, porque la votación de los Presupuestos ha puesto de manifiesto que Rajoy no necesitaba para nada al PSOE y que la Gestora le entregó gratis la presidencia del Gobierno y porque los socialistas de Pedro Sánchez no le tienen miedo a la libertad.

En la gacetilla de mañana hablaremos de RETUVO LA CATEQUISTA QUE TUVO.

Anuncios