@ellibelaresc

Está solo, pero está en lo correcto. IU reclamará al Gobierno que derogue los acuerdos con el Vaticano. El partido considera imprescindible que la Religión se quede fuera del sistema educativo oficial en cualquier futura ley educativa que se considere democrática. Además,  pide que se vayan ´retirando progresivamente el desvío de fondos públicos hacia redes escolares privadas´. IU insta al Gobierno del PP a que ´garantice el imprescindible carácter laico que debe revestir la Escuela como institución pública, dejando la Religión confesional fuera del sistema educativo oficial, es decir, del currículo y del ámbito escolar´.

El 27 de agosto de 1953, el ministro franquista de Asuntos Exteriores, Alberto Martín Artajo, y el representante del papa Pío XII, Domenico Tardini, sellaron en Roma el Concordato entre España y el Vaticano, un acuerdo que recogía, entre otras aspectos, la oficialidad de la religión católica, la adaptación de la enseñanza religiosa al dogma católico o la posibilidad de que los obispos pudieran censurar cuando se tratara de asuntos de fe. El texto se mantuvo intacto hasta que, tras la muerte Franco, cinco nuevos acuerdos –uno en 1976 y cuatro en 1979– terminaron por reformarlo. Para nuestra vergüenza y la de PP y PSOE que los avalaron.

Han pasado cuarenta años y todo sigue igual. Ni Podemos ha dado muestras de remover el tema, me imagino por qué. Si es por eso muy mal, porque la coherencia es virtud ética y democrática, a la que tanto apelan. Pero IU lo tiene claro, y El Liberal está a muerte con ellos, al haber presentado en el Congreso una PNL  en la que se insta al Ejecutivo de Mariano Rajoy a derogar el Concordato y los acuerdos posteriores con el Vaticano a fin de garantizar ´el imprescindible carácter laico del Estado´. Es inconcebible este articulado de los Acuerdos: ´ los planes educativos en los niveles de Educación Preescolar, de Educación General Básica (EGB) y de Bachillerato Unificado Polivalente (BUP) y Grados de Formación Profesional correspondientes a los alumnos de las mismas edades, incluirán la enseñanza de la Religión católica en todos los centros de educación, en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales´.

Así las cosas queda patente la necesidad imperiosa de derogar esos acuerdos para que la religión confesional se quede fuera del sistema educativo oficial en cualquier futura ley educativa que se considere democrática. En este sentido, la PNL añade que en ningún caso se podrá avanzar en la laicidad de la enseñanza si se desarrolla bajo las condiciones de unos acuerdos que, ´son invocados como base ‘legal’ para mantener privilegios y una inadmisible injerencia privada en el sistema educativo´. Por ello, el texto exige que se destinen a la enseñanza pública ´recursos suficientes, retirando progresivamente el desvío de fondos públicos hacia redes escolares privadas´.

PP y PSOE, también Podemos, dirán lo que quieran, que es lo que les interesa, pero está más que claro que los acuerdos firmados con el Vaticano ´vulneran el principio de independencia entre la Iglesia y el Estado y amparan legalmente la financiación de la Iglesia católica con fondos públicos y el adoctrinamiento religioso en todos los niveles del sistema educativo´.

Esta iniciativa parlamentaria se pone en marcha desde la consideración que mantiene Izquierda Unida de que ´mientras en el Congreso se ha creado y trabaja ya una subcomisión con vistas a alcanzar un pretendido ‘Pacto de Educación’, en ningún caso podrá avanzar en la necesaria laicidad de la enseñanza si se desarrolla bajo las condiciones de dichos acuerdos´.

Terminaré volviendo a implicarme totalmente con esta iniciativa de IU y lamentando que, al menos con este Gobierno insensible e interesado del PP, las PNL se las pase por donde todos sabemos. Lamentable que sea así, y culpables también quienes sostienen este Gobierno ultraliberal, antisocial, ultracatólico (no de misa diaria ni dominical sino de políticas dirigidas a la consecución de votos), apostólico y romano, con todo lo que ello conlleva.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL NUEVO SECRETARIO GENERAL.

Anuncios