@ellibelaresc

Reconozco que Letizia, la que algunos llaman reina, me cae fatal. No solo por lo que representa ligada a su consorte real sino por lo estirada y antipática que es. Lo de estirada no lo entiendo, y lo de antipática tal vez sea cosa de genes.

Pero en la gacetilla de hoy nos vamos a fijar en otros dos detalles, que son los del día, para aportar nuestro grano de arena a esa crítica que debemos hacer del sistema impuesto de la monarquía. Querámosla o no, de momento nos la han impuesto y la tenemos que aceptar, aunque sea a regañadientes. Pero también tenemos derecho a decir aquello, que es mucho, que no nos gusta de estos dos representantes. Si el emérito se pasaba de listo, de campechano y de pardillo, el ´preparao´ no sé por dónde anda y si los pases de modelo en que está convirtiendo su esposa ´su´ reinado son una postura para desviar atenciones y que la gente del Hola se centre en otras cosas, lo está consiguiendo.

Nosotros creemos que la monarquía sea o no aceptada democráticamente, tiene que ser una institución ejemplar. Desde su restauración tras la muerte de Franco no lo ha sido. La monarquía que a gusto o disgusto sostenemos todos con nuestros impuestos tiene que ser un modelo que imprima en los ciudadanos una forma de entender el mundo y de vivirlo. Es un ejemplo malísimo para tanta gente que malvive en este país ver cómo la esposa del llamado rey se pasea por los foros luciendo cada día unos modelitos que valen una barbaridad y haciendo gala de ello. Y encima si sonreír.

Leo en la prensa que Europa Press celebró su 60 aniversario en el Hotel Villa Magna de Madrid con dos invitados estrella: el rey Felipe VI y su esposa la reina Letizia. Una vez más, la esposa de Felipe VI se convirtió en el punto de mira por su look galáctico, con vestido de Nina Ricci y una coleta de burbujas de aires futuristas. ¡No te pierdas las claves de su look! La Reina Letizia deslumbró con un vestido en línea recta en gris perla, midi y de manga corta. Con apliques en plata con forma de estrella y copos de nieve. Esta obra pertenece a Nina Ricci de la colección otoño- invierno 2018. Para completar su estilismo apostó por unas sandalias de tiras y glitter de Magrit, con un precio de 260 euros, y una cartera de volantes metalizados que ya había estrenado en el 50 cumpleaños de Guillermo de Holanda. Pero lo que más nos ha fascinado del look de Letizia, es de cuello para arriba. Con sus ya típicos pendientes de estrellitas de Chanel, lo remata con una coleta bubble ponytail, es decir, una coleta realizada con burbujas. Lo que está claro es que la Reina sabe cómo renovarse y dar un toque distinto y tendencia en sus apariciones públicas.

Y en Vanitatis leo que doña Letizia está que lo tira. En estas dos últimas semanas, ha estrenado más de ocho estilismos, algo no muy propio en ella, pues en el pasado siempre solía repetir vestuario hasta la saciedad. A la reina ya no le importa que la veamos luciendo prendas nuevas de marcas internacionales como lo son Nina Ricci o Carolina Herrera. Sin embargo, parece que a alguien no le convence que se sepa el precio de dichas creaciones, sobre todo si son elevados. Este mismo lunes, durante la celebración del décimo aniversario de la Fundación Microfinanzas BBVA, la esposa de Felipe VI sorprendió con un nuevo estilismo en el que destacaba una carísima camisa de seda blanca con mangas abullonadas y detalles florales en tul. La pieza en cuestión pertenece a Carolina Herrera y su precio es de 2.050 euros tal como se podía comprobar en su web, al menos hasta el lunes. Tras sumar el coste de todas las prendas que llevaba la Reina nos salió el resultado total: llevaba puestos encima más de 3.500 euros. A las pocas horas de que apareciera la Reina con esa camisa, sucedió algo bastante inusual. En la página web de Carolina Herrera seguía apareciendo el modelo, pero se omitía el precio y eso hasta el día de hoy.

¿Para esto queremos ´una reina´? ¿Cuándo se la ha visto, tan periodista y popular ella, departir con ´su ´pueblo? Esta mujer no nos aporta nada, sólo nos produce gastos de nueva rica. La carísima camisa de seda con mangas imposibles es horrorosa, me da igual que sea de CH. Algunas personas por mucho que se gasten dinero sudado por otros, ni son elegantes ni les queda nada bien. Pero ella no tiene ningún problema para gastar en todos sus caprichos, ropa, botox, zapatos, etc. y mucho menos ahora mismo, ya que el pasado miércoles (31/05) sus corruptos lacayos, sin ningún tipo de objeción ni enmienda, aprobaron más de 170 millones de euros para el presupuesto de la casa real. Así, cualquiera puede. Y todo esto, en unos presupuestos con recortes en pensiones, educación, sanidad y dependencia. La culpa de que todo esto suceda, no es de ellos es, simple y vergonzosamente, de todos nosotros que lo continuamos permitiendo.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿TIENE FUTURO EL PSOE?

Anuncios