@ellibelaresc

Empieza la moción condenada al fracaso con una magistral, convincente, guerrera y oportuna disertación de Irene Montero. Un discurso incisivo, inflexible, azote del Gobierno, encendido de principio a fin y con constantes subidas de tono, sin apenas concesiones eufemísticas, superadas con creces por las acusaciones directas, de criminalidad o saqueo del dinero público, que iban acompañadas de un dedo acusador que señalaba al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien escucha con gesto serio y ceño fruncido en su escaño. Implacable con la mierda de corrupción que denuncia como ´la forma de gobierno del PP´, formación a la que compara  sin remilgos con una ´organización criminal que se dedica a delinquir y a saquear los fondos públicos para redistribuirlos por arriba, con las oligarquías´. Ha tildado de antisistema al PP, confrontando la plurinacionalidad a la defensa centralista que no haría más que incrementar el choque de trenes y las aspiraciones independentistas. ´Cada vez que nos llamen antisistema vayan a la Constitución y recuerden los recortes, la amnistía fiscal, las privatizaciones, los 3.600 millones perdonados al oligopolio eléctrico en forma de costes a la transición, el dinero regalado a Florentino Pérez por Castor o las adjudicaciones a dedazo de Rato. Recuerden todo esto y vean quienes son los antisistema´.

Ataca las políticas del PP porque todas han generado desorden y desigualdad. Entre ellas enumera la ley mordaza, que ha supuesto un retroceso de derechos, los continuos recortes en partidas presupuestarias, el copago, las políticas de vivienda que impiden el acceso a este derecho constitucional, de sanidad, educación, dependencia, pensiones o la precariedad derivada de la reforma laboral.

Especialmente dura y realista ha estado acusando al PP de corrupción sistémica. Un minuto y treinta y nueve segundos ha tardado en enumerar los 60 casos de corrupción en los que actualmente está implicado el PP, para concluir que ´su milagro´ económico consistía en saquear lo de todos para que unos pocos se lo llevasen a sus cuentas en Suiza.

Pablo Iglesias ha aprovechado su discurso para proponer once medidas urgentes que el Partido Popular no podría impulsar porque acabaría ´con más dirigentes en la cárcel´: Una ley de contratos del sector público que cuente con una plataforma única de información; facilitar el trabajo de los organismos reguladores como la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia; una nueva ley de financiación de partidos que incluya a las fundaciones y prohíba las donaciones anónimas; la adscripción funcional y orgánica a los juzgados de la policía judicial; derogación de la ´llamada ley Berlusconi o de protección a los corruptos´; reforzar la independencia del poder judicial y de la Fiscalía general del Estado; una ley antipuertas  giratorias; acabar con el secreto bancario; reforma del Código Penal para endurecer las penas a los delincuentes y reducir la cuantía de las cantidades económicas a partir de las cuales son consideradas delito; introducir el delito de enriquecimiento ilícito y unidad para recuperar el dinero de la corrupción y del crimen organizado.

Rajoy ha estado lamentable, espeso y predecible. Sí, ya sé que todo es según el color del cristal con que se mira, y el mío, con este señor, es muy espeso. Se ha defendido de las acusaciones de Montero con expresiones como las que siguen: ´Es una parodia de censura, una moción de fogueo´; ´Es una moción contra la estabilidad de España y contra todos los que contribuyen a hacerla posible. Por eso, su anunciado fracaso es la mejor noticia para España. España gana y ustedes pierden´; la iniciativa de Iglesias obedece a la estrategia de Iglesias de ´hostigar, estigmatizar y destruir al adversario´ para alcanzar el poder por cualquier medio; ´ustedes necesitan malas noticias como el comer, y si no las hay las fabrican´. Y en respuesta a la intervención de Iglesias nos deja estas perlas: ´Un Gobierno dirigido por usted sería letal para el bienestar general y para el modelo de convivencia que nos hemos dado´; ´usted no pretende gobernar para todos los españoles sino destruir al adversario´; ´usted no puede ser presidente del Gobierno porque es sectario, populista, enemigo declarado del marco constitucional y admirador del régimen chavista de Venezuela´; ´usted no es fiable, no inspira confianza, no deber ser presidente de Gobierno porque su devoción por la política como un mero espectáculo le incapacita como gobernante a los ojos de los españoles´.

Don Mariano leyó su discurso, no se le supone tanta imaginación dialéctica. Pero así y todo su lectura tuvo mucho que desear. Porque que sabe leer se le supone, aunque cada día tengo más dudas porque con él todo es posible. Parece que este individuo siente un impulso irrefrenable por poner su toque de humor inglés, o negro, o azul PP, cada vez que interviene en el Parlamento o se expresa en público. El trabalenguas indescifrable con que nos ha deleitado desde la tribuna puede que sea lo más sensato que haya dicho durante toda la jornada: ´Cuanto peor mejor para todos, y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí, el suyo, beneficio político´. Ahí es nada. ¡Viva la sintaxis! Y que se joda el alcalde que quiere que sean los vecinos el alcalde, que para eso somos sentimientos y tenemos seres humanos. Que ETA es una gran nación y tiene españoles y mucho españoles, porque un vaso es un vaso y un plato es un plato. ¡Dios salve a Juan Carlos I! (y al resto, que buena falta nos va a hacer creer en algo). En fin, que casi nos saldría a cuenta aguantarlo como actor, porque de esa forma, aunque también duela, su incompetencia no es tan grave.

Del segundo día no diré  nada. Todo ha sido previsible también. Iglesias le ha dado un repaso severo a Rivera, y Ábalos, del PSOE, a Iglesias. De Rafael Hernando ni voy a hablar. Repugnante. Deberían inhabilitarlo. En fin, vamos a cortar porque esta gacetilla sobre la moción sería interminable.

Aunque no abandono esta gacetilla sin aportar mi granito de arena en el intento de análisis morfosintáctico del cortocircuito de Rajoy:

En la gacetilla de mañana hablaremos de TORQUEMADA LA TOMA CON EL PP.

Anuncios