@ellibelaresc

Hablaremos en días sucesivos del congreso del PSOE. Hoy me llama la atención la no voluntad integradora de Pedro Sánchez con los traidores  y la necesidad declarada que tiene de  cohesionar el partido. He leído en la prensa la composición del Comité Federal y de los cargos de este nuevo PSOE  y me ha llamado la atención la confirmación de Fernández Vara en la dirección del Consejo de Política Federal.

Me esperaba el gesto de Sánchez con Patxi López. Jamás que confiara en Fernández Vara, un susanista declarado y un torpedero de Sánchez en su campaña de primarias. Pero así son las cosas. A veces en política se suelen cerrar los ojos. López será el responsable de la política territorial del PSOE en un momento de máxima tensión con Cataluña y tendrá el encargo de actualizar la apuesta territorial de los socialistas. Además, tendrá que defender el nuevo modelo que, de acuerdo con las directrices del 39º Congreso Federal del PSOE, apuesta por el perfeccionamiento de la plurinacionalidad del Estado. Curiosamente este mandato congresual fue uno de los puntos de mayor discrepancia entre Sánchez –que comenzó a defender en la campaña de las primarias la ´nación de naciones´– y el diputado vasco. ¿Sabes qué es una nación? Le preguntó Patxi a Pedro en el debate de primarias.

La incorporación del vasco era, hasta el momento, el único gesto de integración que el secretario general ha tenido con los perdedores de las primarias. Sin embargo, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, también ha anunciado que se incorpora al proyecto de Sánchez como presidente del Consejo de Política Federal –puesto que en el anterior mandato ocupaba Susana Díaz–. Curiosamente, Fernández Vara hace apenas tres meses opinaba sobre  Sánchez  que: ´Se dedicó a dividir el partido y ahora vendrá como el ave fénix´. ´Con Sánchez seremos irrelevantes´, dos frases que tendrá que tragarse Vara, o no.

Qué gestos y servilismos tiene la política, cierta política. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha pasado en tiempo récord de ser el azote de Pedro Sánchez a formar parte de su equipo. Tras ser uno de los grandes apoyos de Susana Díaz en la terna por la secretaría general del PSOE, ha aceptado la oferta del líder de los socialistas para hacerse cargo del órgano del partido que evalúa las políticas del PSOE que afectan a la cohesión territorial y a las relaciones entre las Comunidades Autónomas y entre estas y el Estado.

En el caso de Vara conviene tener en cuenta, para entender el percal, que desde las elecciones del 26 de junio y la defensa a ultranza de Sánchez de no apoyar un Gobierno de Mariano Rajoy, siempre ha apostado por la abstención, culpando al secretario general del PSOE de todos los males del partido. De hecho, llegó a asegurar que por culpa de Sánchez la formación ´no tiene un proyecto propio para ofrecer a la ciudadanía y que sin el líder del PP, él no es nadie´.

El extremeño ha soltado por esa boquita más discordia. El culmen de sus declaraciones llegó en septiembre de 2016, cuando dejó entrever que la Ejecutiva no le permitía discrepar o tener una opinión diferente tras mostrarse a favor de facilitar un Gobierno de Mariano Rajoy. ´Cada vez que uno abre la boca aquí se le corre a gorrazos´. Pero fue a más, ya que amenazó con abandonar el partido si Sánchez pactaba con los independentistas. ´No puedo sentarme a gobernar en la misma mesa de los que quieren romper España´, dijo en una entrevista en la COPE en la que le acusaba de ´levantar barricadas´ y haber destrozado el partido. Y en El País seguía largando: ´El modelo de Pedro Sánchez de país y de partido no es el del PSOE´, mientras fue secretario general se dedicó a ´laminar a todo aquel que disentía´ y confirmó que el único objetivo de Sánchez era ´reescribir la historia para no decir la verdad´, es decir, que dejó la secretaría general ´porque perdió la votación y no porque le echaran´. ¡Qué cara más dura la de este Vara!

Muy bravo el extremeño mientras se sentía ganador. No habían pasado ni 24 horas de la victoria de Sánchez cuando las formas y el tono cambiaron. ´Felicidades Pedro. Y mañana todos a ayudarte. Tu victoria ha sido una expresión democrática extraordinaria de nuestro querido PSOE´, escribió en Twitter.

¿Se tragará estos sapos y culebras? No tienen vergüenza ni dignidad. Solo les vale estar pegados a la poltrona, de la que, esta vez, si quieren mantenerla tendrán bajarse los pantalones y rendir pleitesía. ¿Qué harán García-Page, Ximo Puig y el mitológico Lombán? Seguro que no dimitir. Aunque ya preparan sus tambores de guerra. Lo comentaremos.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL ALCALDE DE VILLAGORDO.

Anuncios