@ellibelaresc

Hoy es el gran día. Por fin veremos a Rajoy en la Audiencia a declarar como testigo con privilegios de los tejemanejes de su partido con la corrupción. Tiempo al tiempo que cuando lo defenestren los votos o una moción de censura lo veamos como acusado.

¿Qué se inventará el mentiroso para acallar a los jueces? Que no olvide de este artículo 458 del Código Penal: ´El testigo que faltare a la verdad en su testimonio en causa judicial, será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y multa de tres a seis meses´, y  del 460 que podría resultar sustancial en caso de mediar voluntad: ´Cuando el testigo, perito o intérprete, sin faltar sustancialmente a la verdad, la alterare con reticencias, inexactitudes o silenciando hechos o datos relevantes que le fueran conocidos, será castigado con la pena de multa de seis a doce meses y, en su caso, de suspensión de empleo o cargo público, profesión u oficio, de seis meses a tres años´. ¿En su profesión de mentiroso compulsivo será capaz de  pasar por alto estos dos artículos del CP? De alguna forma habría que exigirle a Mariano que por primera vez en su vida diga la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad sobre la financiación irregular de su partido.

Los responsables del PP tiran balones fuera, como para disimular y enfriar el juicio. Pero deberían tener muy presente que el caso es extremadamente grave. En otras democracias europeas sería impensable que gobernara un presidente que tiene que declarar por la supuesta corrupción de  su partido. Rajoy debería dimitir por ´dignidad democrática´. Pero esta dignidad está muy lejana del personaje Rajoy. Millones de españoles saben que el presidente del Gobierno de España miente como un bellaco y que ya no cabe escándalo sobre esta afirmación. A estas alturas, pocos son los ciudadanos que no sepan que Rajoy miente y que además no dice la verdad, que son dos cosas distintas. Que Rajoy miente ha quedado demostrado en medios de comunicación y tribunales, pero también por el sencillo ejercicio de superponer sus propias afirmaciones. En cuanto a que Rajoy no dice la verdad basta con repasar sus múltiples reticencias, inexactitudes y el silenciado de hechos o datos relevantes con los ´no lo sé´, ´no lo recuerdo´ o ´no me consta´. Por eso más que nunca el ciudadano Rajoy tiene que esmerarse y decir la verdad. O sea, no solo no mentir, sino decir verdad, y ya veremos por dónde nos sale el protagonista. Pero hay que ser realistas: las posibilidades de que Rajoy diga lo que sabe, es decir, la verdad, son reducidas por no decir inexistentes. Y es que a nadie se le escapa que si lo hiciera saldría de la Audiencia como investigado a pesar de haber entrado como testigo. Por tanto, una vez más, sus respuestas serán evasivas, imprecisas, ambiguas, vagas y cínicas.

Por otra parte el protagonista no va a tener fácil ni silenciosa su llegada al tribunal. No podrá librarse de los abucheos en su ‘paseíllo’ ante la Audiencia. La Coordinadora 25S, organizadora de las protestas que en 2012 llamaban a rodear el Congreso, ha convocado una concentración este miércoles a las 9:00 horas frente a la sede de la Audiencia Nacional donde esperarán al presidente del Gobierno. Este grupo quiere ratificarse en su postura de que ´el PP es una mafia´, y Rajoy, ´el jefe´. Bajo el lema ´Ilegalizar al Partido Popular: El Partido de la Mafia’  y la consigna ´Nos mean y dicen que llueve´, llaman a acudir a la protesta con paraguas, además de con ´silbatos, bocinas o tambores para hacer ruido´.

En la gacetilla de mañana hablaremos de LAS CLOACAS DE INTERIOR.

Anuncios