@ellibelaresc

A Marimar Blanco, hermana del asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco, le encanta el protagonismo que le proporciona su hermano. Hablábamos de ella en una gaceta anterior, y hoy volvemos a hacerlo porque nos resulta asquerosamente impresentable su estudiado victimismo.

Hace unos días se ha celebrado la jornada inaugural de la Escuela Miguel Ángel Blanco, organizada por las Nuevas Generaciones del PP. Esa escuela que ha sido franquicia de corrupción por parte del PP. En el acto se encontraban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido; el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso; el vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto; y el portavoz del partido en el Senado, José Manuel Barreiro. En su intervención Marimar Blanco ha agradecido todos los actos organizados  en recuerdo de su hermano y le reprochaba a Carmena  no haber negociado y acordado detalles del homenaje que se le rindió en la capital. ´Parece que estábamos hablando del techo de gasto y no de un homenaje a una víctima del terrorismo´. También le reprochaba a la alcaldesa de Madrid que no desplegara una bandera en homenaje a su hermano. Sabemos la respuesta de Carmena: que las víctimas del terrorismo eran muchas y que era imposible individualizar en la persona de su hermano. Marimar respondía algo así como que Carmena estaba más del lado de ETA que del PP de su hermano. Solemne barbaridad. Pero la señorita representaba su papel

A esta oportunista mitinera populista quiero hacerle unas cuántas preguntas, por si tiene a bien leerme: ¿Dónde está el homenaje a los asesinados, con un tiro en la cabeza, en mitad de un bosque, abandonados en las cunetas, enterrados en fosas comunes, víctimas de la represión franquista que ni cobran pensión ni tienen una sepultura digna, con los que no se mercadea con su sangre y a los que aunque queráis borrarlos de la historia, jamás los olvidaremos? Aún quedan más de 114.000 desaparecidos en España, tras Camboya que nos lleva ventaja, somos el segundo país del mundo en número de desaparecidos cuyos restos no han sido recuperados ni identificados. Crímenes contra la humanidad, impunes, de los que ni tan siquiera os habéis dignado a pedir perdón. Crímenes que no os interesa desenterrar pasándoos el Convenio Europeo de Derechos Humanos por vuestras partes más íntimas desoyendo a la ONU.

¿Dónde está el homenaje a los asesinados en la guerra sucia? Rosario Arregui, Argala, Enrique Korta, Martín, Patu… asesinados. Lasa, Zabala, Naparra… desaparecidos. (…) ¿Dónde está el homenaje a los asesinados en la guerra de Irak? El 8 de abril se cumplieron 14 años del asesinato de José Couso. ¿Dónde está el homenaje a los asesinados por los recortes en la sanidad, por los desahucios… víctimas de un gobierno corrupto? ¿Dónde está el homenaje a los asesinados en el atentado de Madrid, víctimas de vuestra política? ¿Acaso no eran todos personas? Los muertos, Marimar, no tienen color.

¡Estáis podridos! Sois tan sinvergüenzas que más allá de ETA no veis terrorismo, cuando sois los mayores terroristas de estado. Sois tan carroñeros y ruines que usasteis la fundación de tu hermano para vuestros trapicheos, mercadeando con su sangre. Sois un refugio de miserables que deberíais de estar ilegalizados; y mientras los que mataron a tu hermano, cumplen su condena, los que mataron a mi, tu, su, nuestro, vuestro abuelo sois los que gobernáis.

¡Menos homenajes Marimar y más vergüenza!

En la gacetilla de mañana hablaremos de UNA ROTONDA VIRGINAL.

Anuncios