El obispo de Alcalá pone remedio a la lujuria

@ellibelaresc

Ya me temía que el obispo Reig, de Alcalá de Henares, hubiera decidido con su ausencia de los medios arrojar la toalla de la intransigencia y el nacionalcatolicismo. No ha sido así porque el hombre está ya programado. Sale y desaparece como el Guadiana para darnos esas lecciones tan morales, tan edificantes y tan excluyentes. Uno lo piensa bien y concluye que hombres como él no pueden tildarse de hombres de dios. Veamos la última del monseñor.

En su día saltó a la fama por crear las “brigadas callejeras en favor de la virginidad”, con la misión de “patrullar” por los centros educativos, comerciales y zonas de copas con el objetivo de inculcar a los más jóvenes sus valores ultraconservadores, y esta vez, muy en su línea de adoctrinamiento cavernícola, ha lanzado un nuevo servicio en su diócesis para “ayudar a las personas con adicción al sexo”. Se trata de ‘Sexólicos Anónimos’, una comunidad apadrinada por Pla para “liberarse de la lujuria y alcanzar la sobriedad sexual”. Así lo ha anunciado el propio arzobispado de Alcalá de Henares a través de su página web. Y promete acabar con el uso “descontrolado u obsesivo de la pornografía, la masturbación, la promiscuidad, exhibicionismo, frotamientos, el romanticismo, la prostitución, las fantasías, las relaciones de pareja y una serie de trucos para “volver a ser virgen por segunda vez y abrazar la castidad. Una adicción a la lujuria que también es conocida como hipersexualidad”. Habla el hombre de dios de “descontrolado o abusivo proceder lujurioso” en los demás, y uno piensa que si tantas veces de insistir en lo mismo no serán prueba o evidencia de que el problema es suyo. Al tiempo.

Bajo el convencimiento de que solo Dios puede devolver a los adictos al sexo “el sano juicio”, la peculiar comunidad que promociona el obispo de Alcalá ha programado, coincidiendo con las fiestas del Orgullo 2018 que se han celebrado días pasados en Madrid, un ‘taller’ para “consolidar la sobriedad y evitar las recaídas”, pues de forma muy práctica propone poner en acción (…) las herramientas que nos pueden ayudar a conseguir una sobriedad gozosa y duradera. “El único requisito para ser miembro del taller es el deseo de liberarse de la lujuria y alcanzar la sobriedad sexual”. Este obispo ultramontano, incalificable y cavernícola, subraya para matizar que su web arzobispal “no está vinculada a ninguna secta, confesión religiosa, partido político, organización o institución religiosa alguna; no desea intervenir en controversias; no respalda ni se opone a ninguna causa. Nuestro objetivo primordial es mantenernos sexualmente sobrios y ayudar a otros sexólicos a alcanzar la sobriedad sexual”. ¿Como evitar las tentaciones? ¿Cómo salir de ellas? Serán objeto de estudio en el taller.

Al margen de este servicio para “liberarse de la lujuria”, en la página web Reig Pla sigue ofreciendo a sus fieles toda una serie de consejos para “superar las dificultades personales” y dejar atrás la homosexualidad, animando a hacer uso de “las ciencias psicológicas, sociológicas y médicas”… que son las que Pla propone y promociona.

Mi pregunta sigue siendo la misma: ¿dónde ha aprendido el señor Plá todas estas miserias humanas para, se supone, a partir de la experiencia ponerlas en práctica? Si no las practica ¿cómo puede saber si son placenteras o no o si envilecen al ser humano? ¿Pensáis lo mismo que yo? Habéis acertado.

José Bono, socialista y católico confeso, opina así del obispo: “yo creo que este hombre necesita un tratamiento. Cristo, en el Evangelio, no habló nunca de sexo como hablan algunos sectores de la jerarquía. Están cargados de malas ideas. Lo mejor que podía hacer el Papa por el bien de la Iglesia es quitarle a este obispo la mitra, el poder. Es que hace daño. Esta criatura tiene la cabeza llena de semen porque no hace sino inventarse tratamientos para curar la homosexualidad”.

En la gacetilla de mañana hablaremos de IU INSTA A PSOE A DENUNCIAR EL CONCORDATO.

Anuncios

Así se expresan los corruptos: Marcos Benavent

@ellibelaresc

La corrupción ha saqueado el país y llenado las hemerotecas. Políticos y empresarios se han llenado los bolsillos y han vaciado las arcas de las instituciones en casos más o menos obscenos. Lo que sin duda debería llevar este calificativo son algunas declaraciones de los investigados, algunos de ellos en varias tramas; otros ya condenados. Sumarios, escuchas policiales, pruebas procesales, declaraciones en los juzgados o comentarios ante los medios de comunicación. Un ejemplo: Marcos Benavent es uno de los personajes fascinantes que la corrupción del PP valenciano ha dado al periodismo. Huido de la justicia, volvió de latinoamérica reconvertido en un ser de luz. “Yo era un yonqui del dinero; me he llevado de todo“, reconocía ante las cámaras cuando empezó a proporcionar a la justicia las grabaciones de todos sus compañeros en la Diputación de Valencia. Las clases de yoga en la selva amazónica salieron caras.

Después de declarar por primera vez ante el juez en lo que todavía era el caso Imelsa -que ha ido derivando en unas cuantas causas más-, Benavent, exgerente de la empresa pública que dependía de la Diputación lanzó una advertencia que no pasó desapercibida: “Aquí va a salir mierda a punta pala”. Y así fue, porque al poco tiempo comenzó a filtrar las grabaciones de Alfonso Rus y Maria José Alcón repartiendo billetes como caramelos en la cabalgata de Reyes. Hoy todos los concejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia están imputados, salvo el único que no tenía carnet de partido.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL OBISPO DE ALCALÁ PONE REMEDIO A LA LUJURIA.

El campamento de las hijas del Borbón

@ellibelaresc

Ni para ser ejemplares guardan las formas. El Borbón y la periodista mandan durante un mes a sus hijas Leonor y Sofía de campamento infantil de verano a EE.UU para completar su “formación académica y personal”. El objetivo de Felipe y Letizia es que sus hijas “reciban formación complementaria a su escolarización en España en un ambiente de intercambio cultural con niñas y niños de diferentes nacionalidades”. También desean que la estancia en Estados Unidos “les pueda aportar nuevos conocimientos y experiencias con actividades acordes con su edad”, añaden las fuentes.

Mi opinión: lamentable. En España no hay campamentos adecuados para niñas de su edad. Campamentos que podrían servirles para relacionarse con niñas reales de su edad, con sus problemas, sus carencias, sus ilusiones, y que fueran adquiriendo esos conocimientos y experiencias que sus padres quieren para ellas. Me gustaría saber y ver cómo de “pijo” es ese campamento USA.

Se empeñan en hacernos ver que son niñas normales como todas. Y no es así. Basta ver la reacción que la mayor tuvo con su abuela el día de Navidad. Con su experiencia americana nos demuestran que en su mentalidad todos somos sus súbditos y que la convivencia de esas niñas con otras de su edad, y en España, no es la adecuada.

¿Aunque no lo crean así no se habrían granjeado miles de alabanzas populares si hubieran mezclado a estas niñas con otras “normales” de cualquier otro campamento español?

La prensa comprada por el régimen se empeña en querer hacernos ver que son unas niñas de lo más normales. Que Leonor es una niña tranquila y con gran corazón, con los ojos azules del Rey y la misma manera de ser: reflexiva, prudente —se toma su tiempo para todo— curiosa, observadora y responsable.  A las dos les encantan la hípica, el ballet, el deporte, la música y la fotografía a la mayor y el teatro a la pequeña. Les ilusiona la vela. Y son unas más en el colegio de élite donde estudian, Santa María de los Rosales.

Nos dicen La Razón, ABC y Hola que don Felipe y doña Letizia apuestan por una educación sin diferencias para sus hijas, que las dos hermanas lo comparten todo: secretos, planes, amigas y habitación… Leonor es tranquila y Sofía, arrolladora y perspicaz, le hace reír con sus chistes. De momento, ambas llevan una vida muy similar y mantienen una relación extraordinaria que no se fuerza y que trasciende en la complicidad de sus miradas y sonrisas, en los comentarios al oído y en la forma de recordarse que están juntas. La infanta no compite con la Heredera y no busca el foco de atención. Por el contrario, se muestra colaboradora y, si la Princesa la necesita, adelanta esos dos pasos siempre.

Con todo este historial de niñas sencillas se explica que los padres y tal vez las niñas quieran relacionarse con americanos y no con españoles.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ASÍ SE EXPRESAN LOS CORRUPTOS: MARCOS BENAVENT.

Lo bueno del caso es que no disimula

@ellibelaresc

Fijaos en las manos del mango del paraguas para asistir al último feo de Letizia, esta vez a su marido. El hecho tiene dos versiones que comentaremos.

El jueves 28 de junio los llamados reyes de España se trasladaban hasta Girona, sorteando vetos y desprecios, y ponían pies en el Celler de Can Roca para presidir los Premios Princesa de Girona. El Ayuntamiento de Girona había negado el uso de su Auditorio para la entrega de los premios Princesa. Cuando llegaron al lugar caía lluvia. La escena exhalaba una atmósfera de acto semiclandestino que solo rompió la llamativa apariencia de la ahora llamada reina (vestido rojo como rosa de un logo, pelo tirante como negociación de un divorcio). Felipe y Letizia llegaron juntos en un coche que no conducían y se trataron como si no se hubieran dirigido la palabra jamás. Parecían esos invitados a una boda incapaces de ocultar que se han pasado la noche discutiendo. El aspecto terrible que ambos lucían, esa mezcla entre soberbia y tristeza, entre altivez y desolación, es la viva imagen de la monarquía, la representación más gráfica de un régimen que, aunque se desmorona, se aferra a su existencia como a un paraguas gris. Todo en su espacio es falso y falaz. La presunta calma de él. La presunta autonomía de ella. Todo es tan presunto.

El primero en bajar del coche era Felipe, que esperaba, prudente, la aparición de su esposa. Letizia prefería portar su propio paraguas obviando la servicial disposición de su escolta. No era el mejor lugar para descender del Mercedes-Benz. Tampoco el atuendo más apropiado. Con unas altísimas sandalias rojas Letizia hace lo que puede, siempre por sí sola, para conseguir llegar hasta la recepción, donde la esperan anfitriones y prensa. En ese momento, su marido le tiende una mano tímida para acompañarla, y que no sufra ningún percance o en el peor de los casos un tropezón. Es entonces cuando se entiende que el rey, por hacerle el camino más fácil, literal y metafóricamente, agarra el mango del paraguas con el único propósito de ayudarla. En unos segundos de tensión, Letizia, con la sonrisa forzada, clava la mirada sobre la pupila de su marido haciéndole entender que ella puede sola. La otra teoría, nada descabellada, podría ser mucho más simple: es el rey quien realmente estaba pidiendo cobijo y finalmente Letizia prefirió protegerse sola y no mojar ni estropear su nuevo peinado con cola de caballo al más puro estilo Ariana Grande. Yo soy partidario de la segunda interpretación.

Todos estos actos protagonizados por esta antipática periodista deberían hacernos reflexionar de que algo no funciona bien en la jefatura del Estado y que, por eso mismo, los socialistas monárquicos que ahora están en el poder deberían, de una vez, poner la carne en el asador. No lo van a hacer. Los socialistas monárquicos (¡gran oxímoron!) dirán que no es el momento. Los socialistas republicanos dirán (entre dientes) que en esta legislatura no hay tiempo. O viceversa. Tanto monta monta tanto. Tiempo tampoco hubo ni era el momento en las legislaturas anteriores. Acaso en las del más allá.

Yo creo, apariencias aparte, que la Corona agoniza. Se la puede mantener como se mantuvo a Franco: enchufada al aparato para mantenerla con vida, aunque vegetativa. Entubada para que le llegue el oxígeno a un cerebro de encefalograma plano. Me refiero a la muerte orgánica de la monarquía, a la expiración gráfica del régimen (no vaya a ser que acabe en la cárcel acusado de faltar a los Borbones, cosa a la que, por otra parte, tengo todo el derecho, faltaría más).

¿Por qué seguimos haciendo el paripé?¿Por qué se nos obliga a simular que no nos damos cuenta de que esa institución (esa familia, esas personas, esa gente) a nadie sirve ya ni nada une? ¿Por qué no reconocer que son perjudiciales o, al menos, que agonizan? ¿No es el momento? ¿No hay tiempo? ¿Cuándo el tiempo de la dignidad? Si es tiempo de exhumar los restos del dictador que nos legó a los Borbones, es tiempo de liquidar su herencia. Todo ante notario, por supuesto (no se me vaya a malinterpretar y acabe en Brieva como “compi” de Urdangarín).

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL CAMPAMENTO DE LAS HIJAS DEL BORBÓN.

7 de julio, san Fermín

@ellibelaresc

Este artículo de Coral Bravo no tiene desperdicio. Por eso lo pongo a vuestra consideración.

Era inevitable que las políticas neoliberales que llevamos décadas soportando tuvieran consecuencias en todos los ámbitos de la sociedad y de la vida. Muchos años de alentar los fundamentalismos políticos y religiosos, de promover la indefensión y la crueldad, de fomentar la corrupción y la impunidad han dado sus frutos.  Durante años, de la mano del Partido Popular, se ha intensificado la presencia de la religión, o sea, la irracionalidad en la escuela, se han creado “cátedras” de tauromaquia, se han resucitado prácticas crueles contra los animales, se han dado cursos de toreo en las escuelas, se ha aumentado la financiación de las corridas de toros, se han resucitado esquemas machistas y misóginos; es decir, se han normalizado en la conciencia colectiva el salvajismo y la bestialidad.

La ecuación es sencilla y muy contundente. La violencia genera violencia. Una sociedad insensibilizada ante la crueldad es una sociedad manipulable. Pan y circo, pan y fútbol o pan y toros. O pan y sanfermines. Se trata de que la gente no piense y no se pare a reflexionar; que no se cuestione nada y se deje llevar por sus automatismos más primarios y más obscenos. Pero en ese camino se legitima la compulsión, las salvajadas y el desenfreno, en perjuicio de los derechos humanos, de la sensatez y de la racionalidad.

[Empiezan hoy] las fiestas navarras en honor de San Fermín de Amians, un “santo” cristiano que no parece tener mucho poder a la hora de controlar al personal que supuestamente le honra. Unas fiestas que, como tantas otras, se sustentan en la tortura animal, como si los humanos no pudieran divertirse de otro modo más que torturando y asesinando a seres indefensos. De eso, de maltrato y de tortura animal el cristianismo sabe mucho. El colombiano Fernando Vallejo lo cuenta muy bien en sus libros. Y Schopenhauer escribió que “la moral cristiana dejó a los animales sin derechos”, lo cual es algo obvio.

Son unas fiestas que parecen haberse convertido en el reflejo de la degradación democrática en España, en el símbolo del “todo vale”, y en la metáfora del derrumbe moral, que es el peor derrumbe, de la sociedad española tras el trabajo de la ingeniería social neoliberal.

[Durante estos días] días Pamplona se mostrará, en medio de un espectáculo bochornoso de tortura animal, como un icono, un año más, de la depravación, la chabacanería, la perversión y los excesos.  Veremos imágenes grotescas de muchas personas, demasiadas, en situación de desenfreno por drogas y por alcohol; veremos turismo basura, abusos sexuales y un sinfín de actitudes consecuencia de lo más inconsciente, inmoral y libertino de la condición humana. Veremos, como ya estamos habituados, exhibiciones de lo más soez y primario del ser humano, muestras de hasta qué punto una parte importante de la sociedad española carece del más mínimo sentido de la estética, de la ética y de la dignidad.

Estaremos pendientes, cruzaremos los dedos esperando que no se produzcan violaciones en grupo, como la que ocurrió con La Manada, aunque intuimos que, en medio de tanta bacanal de vino, drogas y desenfreno, cualquier barbaridad puede ser posible. Cruzaremos también los dedos para que esos animales inocentes y desconcertados, que serán torturados, burlados, menospreciados, angustiados, sufran lo menos posible en medio de esa turba de predadores y carroñeros que no tienen el mínimo respeto hacia el prójimo, animal ni humano. Y cruzaremos también los dedos para que ese inmenso botellón lleno de vino, vómitos y, como diría Larra, orines, no suba este año en cochambre ni en intensidad.

Finalmente todo está relacionado, y en una sociedad en la que se permite, o incluso se aplaude el sufrimiento gratuito de otros seres, en la que se vota a políticos que abusan de manera soez de los ciudadanos y de su dinero, en la que se llama cultura a la tortura de un animal…; en la que se convive con una mafia, la Gürtel, ensamblada al partido político del gobierno durante muchos años sin que pase nada, en la que se dejan libres a un grupo de criminales psicópatas que violaron y sodomizaron a una mujer, en definitiva, en la que no sólo se justifica sino además se legitima la violencia, es una sociedad realmente enferma.

Decía Thomas Edison que la ternura, la no violencia conducen a la más alta ética, lo cual es el fin de la evolución. Porque, aunque nos adoctrinan muy bien en lo contrario, en hacernos identificar bondad con debilidad, como dicen los grandes maestros de las grandes tradiciones espirituales (es decir, no religiosas, porque, como decía Gandhi, nada menos espiritual que la religión), la verdadera inteligencia es compasión, y la verdadera sabiduría es bondad.

En la gacetilla de mañana hablaremos de LO BUENO DEL CASO ES QUE NO DISIMULA.

El registrador de la propiedad de Santa Pola (y 2)

@ellibelaresc

En plena fase de instrucción, estando en prisión Isidro Suárez y el contable Alfredo Román, fueron también procesados por complicidad con ellos el funcionario de la CAT Ángel García Canals y su superior, el inspector regional de la Comisaría, Manuel Moreno Teijeiro, si bien el mayor problema para la investigación se planteó con la desaparición de la mayor parte de los libros de contabilidad y el maremágnum económico organizado entre las dos empresas.

Así las cosas el abogado Gil Robles decidió defender al “probo funcionario” García Canals, corriendo con todos los gastos, por lo que tuvo acceso a la documentación del procedimiento y a la precipitación de los acontecimientos: Suárez murió desnucado en las duchas del centro penitenciario de Vigo, poco después murió apuñalado Antonio Alfajeme del Busto, presidente de la Unión de Fabricantes de Conservas de Galicia y cónsul de Chile en Vigo, en un crimen que se declaró pasional, pero sobre el que corrió el rumor de estar conexionado también con el caso del aceite.

Tras las muertes habidas y el indulto que benefició a Moreno Teijeiro, solo fueron tres los ocupantes del banquillo la mañana del 21 de octubre de 1974 en que se inició la vista en la Audiencia de Pontevedra: el fundador de REACE, Rodrigo Alonso; el contable y secretario de actas, Alfredo Román; y el funcionario de la CAT, Ángel García Canals. La sala estaba totalmente abarrotada de público y medios de comunicación, pues no en balde se sabía implicado Nicolás Franco Bahamonde, en aquellas fechas oportunamente nombrado embajador de España en Portugal para alejarle del centro de la atención mediática. Presidía el Tribunal el que también lo era de la Audiencia Provincial, don Mariano Rajoy Sobredo.

El fiscal, cuya actuación fue calificada como “blanda” por los expertos, solicitó quince años para Rodrigo Alonso, doce para Alfredo Román, y tres para García Canals. Pero, tras un sumario de varios miles de páginas y dos años y medio de trabajos investigativos, ni siquiera la inexistencia del aceite pudo ser plenamente probada. Nunca se supo realmente el verdadero origen de las siete muertes, dando por ciertas las versiones oficiales de cada una de ellas: el asesinato de Romero a su esposa e hija y su posterior suicidio; la caída accidental de Suárez en las duchas de la cárcel; el apuñalamiento “pasional” que sufrió el señor Alfajeme y los balazos que acabaron con la vida del taxista. Y si hemos dicho siete es porque, al cabo de los años – en diciembre de 1977 –, Luis Mañas Descalzo, ex representante de los acreedores y jefe administrativo de REACE, apareció muerto en su despacho a causa de una angina de pecho, según aseguraron fuentes familiares, lo que no quedó del todo claro.

El ministro de Información y Turismo, el también pontevedrés Pío Cabanillas Gallas, no podía consentir que la prensa denunciara aquel escándalo, en el que estaba metido hasta el propio hermano del generalísimo (miembro también de la Masonería), dictando medidas muy severas contra cualquier intento. El presidente del Tribunal llevó férreamente la vista, evitando que salieran a la luz los aspectos más comprometidos de este grave asunto, sobre todo la participación de Nicolás Franco, a quien no se citó a declarar ni en ningún momento se le mencionó, haciendo del juicio “un paripé político”.

La causa quedo vista para sentencia sin que fuese ni siquiera investigado donde fueron a parar las toneladas de aceite de oliva propiedad del Estado Español; ni de por qué se hacían trasvases de aceite desde los depósitos de la CAT a los de REACE y viceversa; ni dónde se vendía, dónde estaban y quiénes eran los dueños de los almacenes de las empresas que luego lo comercializaban o almacenaban, así como de la configuración del reparto de las ganancias; ni la identidad de los altos cargos que también “chupaban del bote”. Por supuesto, tampoco fue investigada la muerte de las personas relacionadas con el caso, a pesar de lo manifestado en medios oficiales de que se iba a realizar una investigación exhaustiva “caiga quien caiga”. Lo cierto fue que a las personalidades implicadas jamás les sucedió absolutamente nada, y del aceite de Redondela nunca se volvió a tener noticia. ¿Estuvieron en el banquillo de los acusados todos los que debían estar?; ¿cómo se llevaba a cabo el tráfico de influencias?; ¿qué favores se habrían otorgado a cambio de tal benevolencia por parte del Tribunal? Sin duda, preguntas sin respuesta, y mucho más tras la posterior y misteriosa desaparición de los 5.000 folios que componían el voluminoso sumario.

Pero como nunca falta alguien que a todo le saque punta, hubo quien relacionó años después la benignidad del Tribunal con la meteórica carrera de los cuatro hijos de su presidente, sin duda todos ellos de excepcional valía intelectual y académica –nadie lo duda– y, al parecer, superdotados para la preparación de tan difíciles caminos profesionales. Pero, a pesar de tan insólitas capacidades compartidas por los cuatro hermanos, ¿tendría algo que ver la obtención de aquellos importantes éxitos para ocupar plaza en dos de los más prestigiosos escalafones de la Administración del Estado con la devolución del favor que algún representante de esta le hizo al presidente por la indulgencia con que sentenció el caso de la desaparición del aceite de Redondela? ¡Quién lo sabe…!

En la gacetilla de mañana hablaremos de 7 DE JULIO, SAN FERMÍN.

El registrador de la propiedad de Santa Pola (1)

@ellibelaresc

Un día en un debate intenso con mis amigos alguien me acusó de menospreciar la carrera profesional del expresidente Mariano Rajoy, alegando que había sido el registrador de la propiedad más joven del Estado. Mi respuesta fue contundente: a lo mejor con los favores que el padre de nuestro expresidente hizo al régimen franquista con el caso Redondela, alguien le paso el examen, quién sabe.

Pero vayamos por partes. Todos sabemos la larga trayectoria política de M. Punto en el PP hasta llegar a la presidencia del gobierno y de los trapicheos de corrupción de los que se sirvió o consintió en su partido hasta que acosado por todas partes lo echan de la presidencia con una moción de censura, dimite de diputado y el bueno de don Mariano renuncia a todos los privilegios y se marcha a Santa Pola a ocupar su plaza de registrador de la propiedad. A Mariano la plaza de registrador en Santa Pola lo estaba esperando con la misma desidia que el sillón presidencial. El primer día llegó casi cincuenta minutos tarde, aunque más preciso sería decir que lo hacía con treinta años de retraso. Por si no lo sabías, Mariano Rajoy es el registrador de la propiedad más joven de la historia de España, y uno de sus hermanos, el segundo más joven. Una tercera hermana de Mariano también aprobó esas dificilísimas y cotizadísmas oposiciones, y el cuarto, fallecido en 2014, las de Notaría. Vamos, lo que vendría siendo la envidia de la familia Einstein. Qué gran persona es Mariano el superdotado. Sí, el de la cara de espabilado: el mismo que no entiende su propia letra y que quiere que sea el alcalde el vecino, así como su parentela, han resultado ser carne de circo, por aquello de pasearlos como antiguamente se hacía con las rarezas. Mariano, reconozcámoslo, es una lumbrera extraordinaria, casi divino, y que sorprendentemente no ha conseguido aprender inglés ni a patadas. Y es que desde que su padre, como presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra, dio carpetazo a un caso de corrupción con muertos (incluido el asesinato de una familia entera) en el que estaba implicado Nicolás Franco Bahamonde, el hermano del dictador, todo les ha ido de fábula. Tanto que se han convertido en la primera familia numerosa de superdotados del mundo. Pero una duda nos invade, por eso la pregunta: ¿fue Mariano Rajoy una lumbrera o simplemente un beneficiario directo del caso “Redondela”? La que sigue es la historia del expresidente del gobierno español, por lo que nos es de sobra conocida su capacidad intelectual y expresiva.

Comenzó a preparar las duras oposiciones de Registrador de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles, durante el último año de carrera. Una de las consideradas más difíciles pruebas para obtener tan relevante puesto de funcionario público del Estado fueron aprobadas al año siguiente por Mariano, en su primer intento y con 24 años de edad, por lo que se convirtió en el registrador más joven de la historia de España. Fue destinado al Registro de Padrón, siendo el de Santa Pola del que hoy es titular. Con la misma celeridad aprobaron las oposiciones sus hermanos Enrique, María de las Mercedes y Luis. Observad que coincidieron precisamente estos éxitos profesionales de los hermanos Rajoy con el recuerdo de cierto asunto que atrajo la atención del país durante la primera mitad de los años setenta, y que giró en torno a la Audiencia Provincial de Pontevedra, de la que el padre de los Rajoy era entonces titular.

Vayamos a los hechos. La Comisaría General de Abastecimientos y Transportes (CAT) fue un organismo de la Administración Central del Estado, dependiente del Ministerio de Industria y Comercio, creado a la finalización de la guerra civil para paliar las dificultades que sufría España en materia de aprovisionamientos. Como quiera que la CAT carecía de instalaciones adecuadas para almacenar el aceite, debía recurrir a depósitos alquilados a distintas empresas privadas, siendo REACE (Refinería del Noroeste de Aceites y Grasas, S.A.) la empresa que entre 1966 y 1972 tuvo contratado con la CAT el almacenamiento de más de 12 millones de kilos de aceite. Nicolás Franco Bahamonde (hermano mayor del generalísimo Franco) era uno de los miembros del Consejo de Administración de la empresa. Con el tiempo llegaron los chanchullos, empezó a desaparecer aceite y mucha gente de la CAT y REACE vieron cómo crecían sus millones. Hasta que un día, el 25 de marzo de 1972, el director general de REACE, José María Romero González, acompañado de su abogado, se personó en el juzgado de guardia de Vigo para denunciar que en los depósitos de REACE, que debían de contener el  aceite de la CAT, faltaban más de 4 millones de litros, valorados en unos 170 millones de pesetas.

Con la denuncia la maquinaria judicial se puso en funcionamiento para tratar de esclarecer los confusos hechos. La sospecha de complicidad entre la CAT y REACE comenzó enseguida a estar presente en la investigación. Cuatro días más tarde de haber sido interpuesta la denuncia, fue detenido en el tren Madrid-Bilbao el influyente socio Isidro Suárez Díaz Moris. Dispuesto a tirar de la manta le convencen de lo contrario con un empleo en una empresa de aceite sevillana. El 9 de septiembre se produce la misteriosa muerte de Arturo Cordobés, taxista de Vigo que apareció asesinado de tres balazos en las afueras de la ciudad. El taxista solía transportar en largos viajes con su vehículo a los principales encartados en el asunto del aceite. Tres semanas más tarde se produjeron otras tres muertes misteriosas. En su nuevo domicilio sevillano fueron hallados los cadáveres de Romero, su esposa y su hija de veintiún años. Aparentemente, el denunciante se había suicidado tras dar muerte a las dos mujeres, también en medio de extrañas circunstancias, como la falta de motivos, el excesivo número de disparos o la preparación del escenario.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD DE SANTA POLA (y 2)

Evidente trato de favor

@ellibelaresc

El caso Urdangarín y sus socios ha sido largo y lastimoso. También cabreante para su esposa que como las cosas no salían como estaba previsto renunciaba de España y de lo español, anunciando que lo mejor para ellos era irse a Portugal. Malos tiempos. Pero, por fin, Urdangarín está en la cárcel, y esa situación que nos parece milagrosa es suficiente para que a muchos se les llene la boca con la frase comodín de que “La justicia es igual para todos”. Mentira. La justicia no es igual para todos. Y se les debería caer la cara de vergüenza al presidente del Gobierno (sobre todo al anterior, el infame Rajoy), al presidente del Tribunal Supremo y al mismísimo rey de España cuando se ponen muy serios, sacan pecho y dicen con voz solemne, satisfechos y con desparpajo que en este país el estado de derecho funciona porque la justicia es igual para todos.

Brieva es una cárcel de mujeres. No tiene departamento de hombres. Para el marido de la hermana del rey se ha habilitado un módulo especial de 1.000 metros cuadrados, con dormitorio y salón con televisión. Urdangarín estará solo, tanto en su celda (?) como en el gimnasio o el patio. Urdangarín está ocupando un módulo de 450 m², una barbaridad de espacio en la que está él solo. Al construirse estaba pensado para albergar seis celdas, pero actualmente sólo hay una con capacidad para dos presos. El exduque de Palma dispone de una habitación con dos camas individuales y un lavabo. Pero también tiene acceso a una zona de estar de 7 m² con una silla, una mesa y una televisión, habiendo al lado una pequeña cocina y pudiendo salir a dos grandes patios para pasear y hacer ejercicio. “Se trata de un evidente trato de favor”, insisten los representantes sindicales de Instituciones Penitenciarias. No olvidemos que en la gran mayoría de casos se incumple la Ley Orgánica General Penitenciaria, que exige una celda por interno. Del salón con televisión no se dice nada. Ni de las diferencias con presos vascos o catalanes, alejados de sus familias en cárceles de otras comunidades. Ni por supuesto de las presiones durante el proceso judicial.

La situación penitenciaria del exduque resulta un tanto desbordante y escandalosa. ¿Cuánto cuesta que Urdangarin tenga su modulo ‘privado’ en una cárcel de mujeres? ¿Cuántas cárceles españolas destinan un módulo a un único preso, como ocurre con el marido de la infanta Cristina? ¿Cuántos de los 59.121 presos españoles pueden presumir de pasar su pena sin compañeros, dentro de su propio módulo privado? ¿Qué razones hay para justificar que haya módulos en los centros penitenciarios con un solo preso? Feliu Guillaumes i Ràfols, diputado del PDeCAT, pregunta estas y otras cuestiones al Gobierno, a raíz del ingreso de Urdangarin en la cárcel para cumplir su condena de cinco años y diez meses por el caso Nóos. “Es sorprendente, y si fuera un desconocido ya sería noticia que le atribuyesen toda un ala de una cárcel. Siendo quien es, tiene mal aspecto. Parece trato de favor”

El diputado de PDeCAT razona que, por seguridad, es posible que se considere que hay un “elemento de riesgo” que justifique esta situación de Urdangarín, si bien a priori le parecería “algo exagerado”. Recuerda que el exconseller de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, en prisión provisional en Estremera, “comparte celda con un violador confeso”, y no se ha considerado que el hecho de haber actuado para lograr la independencia de Catalunya suponga un excesivo riesgo para este recluso. “Hay policías condenados, gente que puede tener una relación conflictiva con otros presos, y por ello tienen un trato distinto. Está previsto en la legislación, hay protocolos, pero el caso Urdangarin no tiene nada que ver con esto. Es un caso único”, zanja Guillaumes.

Que digan lo que quieran. El trato de favor es claro. En España, según datos de Instituciones Penitenciarias, había 59.121 presos en el mes de enero de 2018. De ellos, 54.573 eran hombres, y sólo 4.368 eran mujeres. El módulo que ocupa el exduque de Palma fue remodelado (¿con qué finalidad?) en los últimos meses: se cambió el sistema de calefacción y agua caliente, se acondicionaron los baños y fue reparada la cubierta del pabellón deportivo. Brieva es una prisión innovadora. Es el primer centro penitenciario español que ha incorporado el uso terapéutico de los colores en las paredes, utilizando el blanco, el burdeos y el gris para dar una sensación más alegre. Además, el diseño de las ventanas también está pensado para que entre más luz. Parece que las condiciones de Urdangarin no están siendo muy malas, pues su esposa ya ha acudido a visitarlo cuando apenas se ha cumplido una semana desde que entró en prisión. Pero la princesa está triste. ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL REGISTRADOR DE LA PROPIEDAD DE SANTA POLA (1)

Así se expresan los corruptos: Juan Cotino

@ellibelaresc

La corrupción ha saqueado el país y llenado las hemerotecas. Políticos y empresarios se han llenado los bolsillos y han vaciado las arcas de las instituciones en casos más o menos obscenos. Lo que sin duda debería llevar este calificativo son algunas declaraciones de los investigados, algunos de ellos en varias tramas; otros ya condenados. Sumarios, escuchas policiales, pruebas procesales, declaraciones en los juzgados o comentarios ante los medios de comunicación. Un ejemplo: Juan Cotino, expresidente de les Corts e investigado por la visita del Papa a Valencia, no andaba muy fresco en la tarde en la que tuvo el siguiente lapsus. A la salida del Tribunal Superior de Justicia valenciano declaró ante las cámaras: “Puedo haber metido la mano, lo he dicho mil veces, pero nunca la pata. Perdón. Lo he dicho al revés, ¡ah!”. En su caso, aún está por ver su culpabilidad o inocencia en varios casos – hace unas semanas se registraron sus propiedades en la operación Erial-. Otros sí se ha demostrado que metieron ambas extremidades.

OCURRIÓ EL DOMINGO EN RUSIA

España se enfrentaba a la anfitriona Rusia en los octavos de final del Mundial de fútbol. Para apoyar a la selección se desplazó a Moscú el rey Borbón. Pero no os lo creáis. Se fue a Moscú porque es el único lugar donde no le pitan a él ni al himno. Lamentable que actuaciones como la descrita nos cuesten una fortuna.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EVIDENTE TRATO DE FAVOR.

Willy Toledo y el coño insumiso

@ellibelaresc

No coincido en casi nada con Willy Toledo, pero en todo lo concerniente a su postura religiosa, su lucha contra los dogmatismos y las imposiciones de ciertos colectivos coincido plenamente. Es un tipo que pone sus principios y convicciones por delante de cualquier otra circunstancia. Y no solo eso, sino que defiende su criterio con una seguridad envidiable, a pesar del entorno, y en cualquier caso con el suficiente rigor como para no poder ser fácilmente ridiculizado o ninguneado cuando asiste a algún plató televisivo.

En poco tiempo ya es la segunda vez que actúa así. El actor Willy Toledo tampoco acudió el jueves 28 de junio al juzgado de instrucción número 11 de Madrid, que lo citó para declarar, a instancias de la denuncia de Abogados Cristianos que invoca el artículo 525 y que castiga la ofensa a los sentimientos religiosos, por sus insultos a dios y a la Virgen María en unos comentarios escritos en Facebook  (“Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la ‘santidad y virginidad de la Virgen María'”) el año pasado en los que criticaba la apertura de juicio oral contra las tres mujeres que en 2014 procesionaron una vagina gigante en Sevilla. Dijo que no pensaba ir, y en su lugar asistió a las 12 horas a una manifestación del coño insumiso bajo el lema ‘Manifestación Procesión Laika Santo Koño Insumiso ‘ para exigir la derogación de los cinco artículos del Código Penal referentes a las ofensas a los sentimientos religiosos. “No pienso perder ni un solo minuto de mi vida en responder a una acusación, absolutamente delirante, de una organización ultraderechista y fundamentalista católica que están podridos de dinero y se dedican a ir denunciando a la gente. Somos muchas las personas que estamos siendo perseguidas por ofensas a los sentimientos religiosos en el año 2018. Pedimos la derogación de los cinco artículos del Código Penal referentes a las ofensas a los sentimientos religiosos, creemos que es algo arcaico, prehistórico, que tengamos que tragar con los dogmas de fe de la Iglesia Católica en 2018. Nos obligan a que no hagamos escarnio. Si no se puede hacer burla de supersticiones, cuentos de hadas y Mortadelo y Filemón, apaga y vámonos. Siempre que nos dé la gana haremos mofa del poder, nunca la haremos de las personas oprimidas o de los pobres, por ejemplo”, añade Toledo.

Una de las costaleras del coño insumiso es Antonia Ábalos Torres: “Hemos venido para denunciar la falta de libertad de expresión en este país y apoyar a Willy Toledo, porque él tiene derecho a ser pagano, es como es y nos sentimos muy hermanadas con él. Nos quieren separadas pero juntas nos tendrán. A la Asociación Española de Abogados Católicos les ofende un coño libre y erótico, quieren decirnos cómo vivir y sentir y no lo van a conseguir”.

Entre los manifestantes se encuentra el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera: “Hemos venido para apoyar la libertad de expresión, que la religión se quede en sus templos y en la vida privada de sus dioses, que la gente que crea que la Iglesia Católica ha hecho más daño que beneficio a la sociedad pueda decirlo libremente sin que eso suponga represión”.

Observa la foto inicial. El payaso Leo Bassi, después de oficiar una misa patólica (él es el fundador de esta iglesia basada en la duda y la risa) al aire libre, inicia la procesión en la plaza Jacinto Benavente y termina en Atocha, frente al Museo Reina Sofía. Allí, el bufón ha realizado una performance en apoyo de su amigo Toledo. Ha desplegado una banderola con la cara del filósofo Sócrates y ha recordado que este también tuvo problemas en la Grecia clásica por su relación con lo divino. “Estamos asistiendo a un milagro”, ha anunciado Bassi, “vemos cómo Willy Toledo está cambiando su aspecto físico y cada vez se parece más a Sócrates”.

Así pues, en este tema estoy totalmente de acuerdo con Guillermo. Si dejamos que la expresión de una opinión o sensación esté tipificada como delito (como sentir satisfacción al ver cómo volaba Carrero Blanco y decirlo), o decir que te cagas en la Pantera Rosa (y quien dice en la Pantera Rosa dice en otro ser de ficción, y Dios, mientras no se demuestre lo contrario, lo es) te pueda llevar a prisión, solo nos librará de entrar en la cárcel que todavía no sepan leer los pensamientos.

Si quieres ampliar lo dicho en esta gacetilla puedes hacerlo en el siguiente hipervínculo:

https://youtu.be/T_8d9ZCw5oE

En la gatilla de mañana hablaremos de ASÍ SE EXPRESAN LOS CORRUPTOS.