@ellibelaresc

Se discutía días pasados en el Congreso una proposición no de ley presentada por el PP en la que se instaba al Gobierno a defender una posición firme respecto a la ´crisis institucional´ en Venezuela. Entre otras cosas, la iniciativa exige al régimen de Nicolás Maduro la liberación de todos los presos políticos, que se garantice el respeto de los principios democráticos y la separación de poderes y el Estado de Derecho y que se celebren las elecciones previstas por el ordenamiento jurídico y constitucional.

En este debate, con el que el PP se siente muy cómodo sabiendo lo que ´cabrea´ a Iglesias el tema de Venezuela y sus posibles conexiones, el  PP pide a Iglesias ´soltar la mano que les dio de comer [y que] en vez de ser coherentes con Maduro que lo sean con los derechos fundamentales de los venezolanos´.

Se creía Martínez Maíllo, el portavoz popular, que los de Podemos se iban a arrugar ante tales afirmaciones. Al contrario. Escuchad la intervención del ´podemita´ Pablo Bustinduy:

Demoledor y magistral Pablo, sí. Pero especialmente porque resulta incontestable. Ni con posverdades ni leches se puede echar abajo su exposición de hechos. Podía, ya que todo lo que está ocurriendo tiene más que ver con el juicio social a un grupo criminal  que con política, haber concluido con un: ´no tengo nada más que exponer, señoría, y ni falta que hace´. Aunque acabar con la financiación ilegal del PP con dinero de Venezuela, tampoco está mal. No cabe duda que la clarificación de las mordidas venezolanas no llenará noticiarios, tertulias ni conversaciones de bar. ¿Se callará de una vez el PP con el tema? Seguro que no. Van a insistir con meternos a Venezuela en la sopa porque, creen, les da rédito. Y seguro que será así porque la noria de sus votantes para qué queréis que la califiquemos.

En la gacetilla de mañana hablaremos de SE DISCUTIRÁ EN LA MOCIÓN DE PODEMOS.

Anuncios